Alimentos con vitamina D y sus beneficios

foto vitamina D

Hasta la fecha, se han escrito y editado muchos estudios acerca de los diferentes beneficios que puede aportar a nuestro cuerpo la vitamina D. Entre otros, nos puede ayudar a mantener sanos los huesos y el corazón reduciendo, de esta manera, el riesgo a contraer cánceres tan letales como el de mama, el de colon o el de próstata. Otras consecuencias que puede conllevar la carencia de la toma de esta vitamina son enfermedades como el raquitismo en niños, la osteomalacia en adultos (equivalente al raquitismo), osteoporosis, artritis, diabetes e, incluso, problemas cardiovasculares.

Claves para mantener un nivel adecuado de vitamina D

La vitamina D pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles, almacenándose en el tejido graso del cuerpo. Su función principal es la de servir de apoyo al organismo en la tarea de absorber el calcio preciso para, en conjunción con el fósforo, ayudar al desarrollo de los huesos. Esta vitamina se produce fundamentalmente a través de la exposición de nuestra piel a los rayos del sol, de hecho es conocida "la vitamina de la luz del sol". Pero también podemos obtenerla, aunque en menor medida, a través de la ingesta de alimentos.

Según la Sociedad Española de Cardiología, seguir una dieta equilibrada, acompañada de una exposición a los rayos ultravioletas emitidos por el sol durante una media hora al día –siempre con protección- puede aportarnos los niveles diarios necesarios de vitamina D. Ambas formas de obtención de la vitamina son imprescindibles y complementarias. Este nutriente aparece, sobre todo, en los aceites de hígado de pescado, en la yema del huevo  y en los productos lácteos.

Alimentos para obtener más vitamina D

 

El salmón resulta uno de los alimentos con mayor cantidad de vitamina D, encontrando en una ración de 100 gramos un poco menos de la mitad de la ingesta diaria que los expertos recomiendan. Las leches de vaca y de soja, especialmente las marcas que tienen productos enriquecidos con esta vitamina, además de la leche de almendras o el arroz también aportan una cantidad sustancial de este nutriente. El atún en aceite es otro artículo que contiene una importante presencia de vitamina D, consumir una cantidad de 85 gramos ya sea en forma de sándwich o en una ensalada nos proporciona el 25 por ciento del mínimo sugerido por los expertos. Los yogures y los cereales son otros dos alimentos con los que podemos realizar aportes vitamínicos de esta clase a nuestro cuerpo.

Mantener una dieta equilibrada y sana nos va a ayudar a absorber, de una forma más óptima, los niveles adecuados y recomendados de vitamina D, en presencia de otros nutrientes tan necesarios en nuestro organismo como la vitamina A, el calcio, el fósforo, la vitamina C y el ácido pantoténico (vitamina B5). 

Marta Valle  •  lunes, 11 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x