La artrosis y el desgaste de las articulaciones

Napoleón Fernandez
La artrosis y el desgaste de las articulaciones
La artrosis es la degeneración o el desgaste de las articulaciones o juntas del cuerpo: rodillas, codos, manos, columna, etc. El desgaste puede afectar a una sola articulación o a varias a la vez.

Al desgastarse la articulación, el movimiento se hace con más dificultad y puede resultar doloroso. La articulación también puede deformarse. Habitualmente no provoca invalidez.

Causas de la artrosis


La artrosis se produce como consecuencia de:
- la edad (acostumbra a aparecer a partir de los 45 años y a los 70 todas las personas tenemos artrosis).
- la obesidad.
- el uso excesivo de las articulaciones en deportes o trabajos físicos
- por efecto de algunas enfermedades.

En muchos casos no se sabe cuál es la causa.



Dolor de artrosis


La artrosis, habitualmente, no duele, aunque se vea en las radiografías.
La mayor parte de las personas con artrosis no tienen nunca dolor.
En las que tienen dolor no hay relación entre el dolor y la cantidad de artrosis de las radiografías: a más artrosis no tiene por qué haber más dolor.

La artrosis no es, en la gran mayoría de las personas, una enfermedad. Solo en los casos con dolor continuo que no se puede aliviar o que impide el movimiento, se considera una enfermedad.

Diagnóstico de la artrosis
El médico diagnostica la artrosis con los datos que el paciente le cuenta y con el examen que le hace. Las radiografías solo completan el estudio y no son necesarias en muchos casos ya que no cambian lo que el médico debe hacerle al paciente.

Tratamiento de la artrosis


Los casos con dolor deben tratarse con analgésicos, empezando con los más sencillos y si éstos fracasan pasar a los más complicados.

Los pacientes deben mantenerse lo más ágiles posible, mediante una actividad física adecuada. Los pacientes obesos deben adelgazar.

Algunos pacientes, pocos, pueden necesitar rehabilitación y tener que operarse.

Ana Rosa