La insuficiencia venosa y las varices

Es necesario tratar algunos tipos de varices para evitar complicaciones

Napoleón Fernandez
varices
La insuficiencia venosa se trata de la dificultad que tienen las venas de las extremidades inferiores, piernas, para empujar la sangre desde éstas hasta el corazón. Cuando las venas fallan se debilitan y se hinchan, porque la sangre se acumula en ellas y la circulación se hace difícil. Entonces las piernas se ven a simple vista con venas grandes y curvadas: las varices.

¿Por qué se producen las varices?

La sangre transporta el oxigeno desde el corazón a todo el cuerpo por unos conductos llamados arterias. Cuando la sangre llega a los órganos y tejidos, deja allí el oxígeno y regresa al corazón por otros conductos que llamamos venas. La sangre que tiene que volver desde las piernas hasta el corazón, debe vencer la fuerza de la gravedad. Para ello las venas tienen un mecanismo para empujar la sangre. Cuando falla, la sangre se estanca en las venas y las paredes de las venas se dilatan, pierden su forma y aparecen las varices.

¿Quién suele tener varices?

+ Las personas que están mucho tiempo de pie, sin moverse mucho, o sentadas.

+ Las personas con sobrepeso o que sufren obesidad según el índice de masa corporal. 

+ Es más frecuente en las mujeres.

+ Las mujeres que sufren cambios hormonales, por ejemplo, al quedarse embarazadas.

+ Aquellas que tienen antecedentes familiares de varices. 

Tipos de varices

Como explica el doctor Ignacio López de Maturana, Angiólogo y cirujano Vascular y miembro de la Unidad de Flebología del Hospital La Milagrosa, existen tres tipos de varices: las arañas vasculares, varices reticulares y las varices tronculares. Las dos primeras no provocan grandes problemas para la salud de la primera. Sin embargo, las últimas, deben ser tratadas porque, en caso contrario, pueden provocar distintas complicaciones relacionadas con la circulación sanguínea. 

La insuficiencia venosa y las varices

¿Cuáles son los síntomas de las varices?

Dolor, hinchazón (edemas), calambres, piernas cansadas y pesadas. Cuando la insuficiencia venosa lleva mucho tiempo, aparecen manchas en la piel de las piernas y hasta úlceras.

¿Es necesario tratar las varices?

Las varices pueden llegar a ser un problema más allá de lo estético. Como explica el doctor López de Maturana, "es frecuente encontrar en consulta pacientes con complicaciones tardías de la enfermedad que podrían haberse prevenido con un tratamiento precoz”. Cuando se padecen varices tronculares, es necesario recibir un tratamiento adecuado para evitar complicaciones como la trombosis venosa (la inflamación y trombosis  de las varices), la varicorragia (sangrado por rotura de la pared de la variz) o la dermatitis (inflamación y enrojecimiento de la piel).

Este especialista recomienda acudir a la consulta de un especialista cuando empiezan a aparecer venas en las piernas y se desarrollan algunos síntomas preocupantes. Es vital para evitar problemas futuros.