Úlceras y ampollas vaginales: causas y tratamiento

Patricia Garcia Herrero

La situación de las ampollas vaginales

Las ampollas y las llagas o úlceras en los genitales femeninos son lesiones en la región de la vulva y la vagina que aparecen por múltiples causas. También pueden aparecer en los genitales masculinos.

Por lo general, estas molestias vienen acompañadas por una inflamación dolorosa, picor, secreciones sanguinolentas y, dependiendo del origen de la lesión, de fiebre y afecciones en otras partes del organismo.

Según los expertos, un tercio de las personas que presentan llagas o ampollas no llegan a descubrir el factor desencadenante, pero es imprescindible acudir a un ginecólogo que descarte enfermedades de transmisión sexual.

Causa de las úlceras y ampollas genitales

Las llagas y ampollas pueden deberse a una infección patológica. La más común es la infección por el virus del herpes genital que se contagia de forma directa por contacto, generalmente en las relaciones sexuales.

También hay otras infecciones de origen bacteriano que provocan la aparición de ampollas y úlceras como la sífilis, el chancroide, muy poco común, o el linfogranuloma venéreo. Los hongos que producen la candidiasis y otras enfermedades que no se trasmiten sexualmente, por ejemplo la dermatitis o vulvovaginitis.

Tratamiento de las úlceras y llagas genitales

Es muy importante acudir a un especialista si aparece alguna llaga o ampolla en la zona genital, sobre todo si va acompañada de otros síntomas como picazón, dolor o secreciones, ya que puede ser un indicativo de una enfermedad de transmisión sexual. Dependiendo del factor que lo desencadene, el médico puede recetar fármacos u antibióticos por vía oral o aplicados en la zona.