Escondiendo las varices: camina sin complejos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunas de las cosas que más nos acomplejan no son solo un problema estético, sino también de salud. Es el caso de las varices, de las que muchas mujeres se sienten acomplejadas hasta el punto de limitar su vestuario por ellas. En nuestro diccionario de complejos te ayudamos a superar el complejo de varices.

Complejo de varices: ¿estética o salud?

La mayoría de los complejos físicos que sufrimos se deben a una percepción errónea de nuestros rasgos físicos. Se trata en esos casos de una cuestión meramente estética que puede llegar a afectar nuestra autoestima pero que en ningún caso supone un riesgo para la salud. No ocurre lo mismo con las varices, ya que pueden presentar complicaciones.

Normalmente tenemos complejo de varices porque resultan antiestéticas. Pero no estamos hablando de algo que nos guste más o menos o nos acompleje más o menos. Las varices tienen cierto riesgo para la salud y sus mismos síntomas son molestos y reducen nuestra calidad de vida. La pesadez en las piernas, el hormigueo o la hinchazón son solo algunas de las consecuencias de las varices.

Por eso es importante tratar el complejo de varices de una forma distinta a la mayoría de los complejos físicos que nos consumen. Hay muchas cosas que podemos hacer para eliminar las varices, ocultarlas bajo un pantalón o una falda larga no es una de ellas. Porque una cosa es que debamos tratar de eliminar las varices y otra muy distinta es que nos avergoncemos de ellas.

Cómo superar el complejo de varices

En la mayoría de los casos, la mejor forma de superar un complejo es aceptándolo. Sin embargo, en el caso de las varices, la superación de este complejo pasa por dos fases. La primera es la aceptación de esas varices de forma que no nos impidan salir a la calle con una falda corta si así lo deseamos. La segunda fase es eliminar las varices por una cuestión de salud.

Y es que las varices denotan mala circulación, un problema que puede convertirse en algo más importante pero que, en todo caso, nos resta calidad de vida. Nos cansamos enseguida, nos duelen las piernas y hasta nos pueden salir úlceras difíciles de curar. Ahora bien, eliminar las varices no es tan fácil.

Existen algunos remedios caseros para eliminar las varices, pero todos ellos pasan por salir a caminar todos los días. Los baños de agua fría y caliente también son de lo más efectivos, así como pasear por la orilla del mar. Sin embargo, si el problema de las varices es importante, puede que la única solución sea una operación quirúrgica.