Ropa ajustada, tacones y varices

 

tacones y varices

Según los angiólogos, existen un grupo de factores que predisponen la aparición de las varices, esos hilillos tortuosos y antiestéticos que salen en nuestras piernas. Conocerlos y actuar en consecuencia ayuda a prevenir las varices.

Causas de las varices en la mujer

El exceso de peso: Estudios clínicos y angiológicos realizados demuestran que las personas obesas tienen un 50% más de posibilidades de padecer várices que las restantes y en ellos es mayor también el riesgo de complicaciones trombóticas posquirúrgicas.

Permanecer demasiado tiempo de pie o sentada: Es recomendable evitar permanecer en la misma postura durante muchas horas y en caso de que esté relacionada con la profesión —azafata, peluquera, obrera atada a una cadena de producción, secretaria es preciso incorporar a la rutina la realización de caminatas diarias de media hora y practicar algún deporte los fines de semana para contrarrestar la deficiencia circulatoria propia de su actividad.

Las tareas domésticas pueden ser otras de las actividades que agudicen o propicien la aparición de este padecimiento y es que generalmente lavamos, limpiamos, planchamos y cocinamos de pie. Lo mejor es sentarnos y hacer breves interrupciones a lo largo de la jornada. Si solo trabajas en casa, sería bueno que incorporaras las caminatas diarias para fortalecer la circulación de los miembros inferiores.

El calor excesivo: Si vives en países fríos donde en invierno precisas de calefacción, es bueno que conozcas que la de loza radiante es nociva, aunque sus males pueden atenuarse colocando alfombras. En cambio, si es el trópico tu ambiente cotidiano, la alerta está en la excesiva exposición al sol, principalmente en posición inmóvil, ya que esa postura provoca vasodilatación y la aparición de esas pequeñas varicosidades poco estéticas como son los derrames.

También debemos evitar la calefacción a la altura de las piernas en los coches, trenes, chimeneas, los baños muy calientes, la depilación de cera caliente (para ello existen ceras vegetales de baja temperatura). Así como tampoco son beneficiosos los baños termales con temperaturas mayores a 28 grados centígrados o la natación en aguas muy frías.

Usar ropa demasiado apretada: Las fajas y ligas que dificultan la circulación a la altura de los muslos favorecen la aparición de las várices y su progresión, así como las medias con elástico muy fuerte. La ropa que usamos cotidianamente debe ser amplia, suave y ventilada.

Rosa Mañas  •  viernes, 30 de octubre de 2009

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Chándal y tacones: de Rihanna a Selena pasando por Rita Ora

    Chándal y tacones: de Rihanna a Selena pasando por Rita Ora

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x