Comer fuera de casa, una auténtica ruina

comer fuera de casa

Como en casa, en ningún sitio. Esa máxima cobra más sentido que nunca después de conocer los datos que se han desprendido de un reciente estudio, realizado por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), para conocer los hábitos de alimentación de los consumidores durante su jornada laboral. Este informe, realizado en un total de 17 ciudades españolas, estima que el gasto que los españoles dedican a comidas fuera de casa asciende a un total de 217 euros al mes de media.

El coste aumenta en las grandes ciudades

Pese a la merma que puede suponer en la rutina diaria, en la conciliación del trabajo con la vida familiar, sin perder de vista las dietas de adelgazamiento que hemos puesto en marcha durante los meses de invierno con el objetivo de llegar con un buen tipo al verano, el estudio del FUCI establece que seis de cada diez españoles comen fuera de casa, al no tener suficiente tiempo de regresar a sus hogares. A su vez, indica que esta circunstancia es más común en las grandes ciudades, dado que normalmente hay que recorrer distancias más amplias, que en las más pequeñas.

Aunque la cifra mensual estimada por el informe del FUCI sea la comentada, el coste sufre fuertes variaciones según la región que analicemos. Así, por ejemplo, comer menús del día en Madrid puede suponer un gasto medio de unos 280 euros al mes, mientras que en otras ciudades cómo Cáceres o Toledo ese montante se ve disminuido a tan sólo 180 euros de media.

La comida de menú es la preferida

Parece ser una pauta general el hecho de que los españoles optemos por comer de menú, ya que un total de un 58% de las personas encuestadas enfocan la comida en esta línea. Por otro lado, alrededor de un 4% prefiere comer a la carta mientras que, paralelamente, se observa una tendencia progresiva en los trabajadores que llevan a su puesto la comida ya preparada en sus propias casas. Por edades, los encuestados de entre 18 y 35 años escogen mayoritariamente la tartera, entre los 30 y 50 años prefieren el menú del día, mientras que en el grupo de personas mayores de 50 años encontramos un equilibrio en ambas posibilidades.

La elección del tipo de plato varía según la zona geográfica y está unido a la climatología del lugar. De esta forma, en las ciudades del Norte escogen platos de cuchara, en tanto en cuánto en la zona levantina tienen más preferencia por las verduras. La mayoría de los comensales selecciona restaurantes económicos cercanos a su puesto de trabajo, en detrimento de los locales en los que se sirve comida rápida.

Marta Valle  •  jueves, 14 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x