Donar sangre en el embarazo, ¿sí o no?

Las recomendaciones sobre donar sangre antes y después de dar a luz

L.D

¿Puedes donar sangre estando embarazada?

Hay muchos momentos a lo largo de la vida en los que podemos donar sangre y, de hecho, muchos los habremos aprovechado para ello. O por lo menos nos lo habremos planteado, ¿verdad? Pero resulta que te quedas embarazada y, poco después, quieres ir a donar. Y entonces llega la duda: ¿Puedo hacerlo estando embarazada? 

La eterna pregunta sobre donar sangre estando embarazada, ¿sí o no? Te ha habrás planteado varias veces... Pero, ¡tranquila! En Diario Femenino te vamos a contestar tus preguntas para que no haya ninguna duda a la hora de acudir a donar sangre. ¿Estás preparada? ¡Atenta! 

¿Se puede donar sangre mientras estás embarazada?

Como ya sabrás, la sangre no se puede crear artificialmente, no se puede fabricar y no se puede guardar eternamente porque tiene fecha de caducidad. Por eso, debes tener muy presente que si vas a donar sangre es mejor que lo hagas de una forma más o menos constante. Pero, si estás embarazada, lo mejor será que esperes. Sabemos que te han recomendado hacer vida normal, y es posible que te encuentres perfectamente, pero debes ser consciente de que existen algunas restricciones por el bien de tu bebé. 

Aunque el cuerpo de una persona se repone rápidamente de una donación (en 3 días puedes haber recuperado el volumen de sangre y plaquetas), no se recomienda este proceso en una embarazada. ¿La razón? Mientras tu hijo esté dentro de ti se alimenta y respira gracias a tu sangre. Cubre tus necesidades y las de tu bebé, y aunque aumenta también la producción, si donáramos podrías poner en riesgo el desarrollo de tu hijo. 

Además, al donar sangre, perdemos cierta cantidad de hierro. Si es con control no debería pasar nada pero si se produce anemia podría llegar a afectar al feto. El modo en el pueda afectarte depende del grado de anemia que puedas tener: 

+ Si hablamos de una anemia leve es posible que no haya que preocuparse y que el médico te recomiende comer algunos alimentos (como legumbres, pescados o verduras) o incluso algún suplemento.

+ En los casos más severos, podría llegar a afectar al crecimiento del bebé feto y hasta llegar a provocar un parto prematuro, por lo que habría que tratarlo lo antes posible.

Indicaciones sobre donar sangre antes y después de dar a luz

¿Qué sucede si he donado sin saber qué estaba embarazada?

Puede ocurrir que, sin saber que estás embarazada, hayas acudido a donar sangre. Seguramente, tras leer lo anterior, te hayas preocupado demasiado por la salud de tu pequeño y ahora no sepas muy bien qué hacer ante esta incertidumbre. ¡Pero debes estar tranquila!

Como hemos indicado, donar sangre puede influir en los niveles de hierro y en el volumen de tu sangre. Así que, lo único que debes hacer es comentárselo a tu médico y que valore si existe algún riesgo y es posible que te realice un seguimiento estricto de tus niveles de hierro. En el caso de que observe algún déficit, podrá ponerle un remedio a tiempo. 

¿Y después de haber dado a luz?

En este caso ocurre lo mismo que con el embarazo. Al dar a luz perdemos cierta cantidad de sangre que, con el paso del tiempo, se acaba recuperando. Sin embargo, aunque parece que aquí existe una disputa a nivel mundial (hay países en los que está permitido volver a donar tan solo 6 semanas después de dar a luz), te vamos a contar lo que está permitido en España. Normalmente se estipula que se deben esperar, al menos, 6 meses después del parto para volver a donar sangre

Pero recuerda que si tienes dudas sobre la donación de sangre o lo que se recomienda hacer o no hacer después del embarazo, el médico siempre va a estar dispuesto a resolverte cualquier pregunta. ¡No te quedes con ella y resuelve tus cuestiones!