Donar sangre durante la menstruación, ¿sí o no?

¿Se puede donar sangre estando con la regla?

L.D

¿Se puede donar sangre teniendo la regla?

Cada año, millones de donantes acuden a los centros médicos o puestos móviles para donar sangre. Es un regalo y una necesidad social que está en nuestra mano y, en muchas ocasiones, nos vence el miedo al procedimiento o el desconocimiento, antes que pensar que estamos haciendo posible que otras personas puedan hacer uso de nuestra sangre para mejorar su salud o incluso salvar su vida.

Debemos estar concienciados de la necesidad de donar sangre por dos grandes motivos. Como explica la Cruz Roja, la sangre “no se puede fabricar”. Solo es posible obtenerla de donantes y suele ser “imprescindible para operaciones y urgencias”. Por otra parte, caduca, es decir, “no se puede almacenar por un tiempo indefinido”, por lo que las donaciones deben sostenerse a lo largo del tiempo.

Sin embargo, muchas personas no se lanzan a donar debido a la existencia de una gran cantidad de mitos y dudas en torno a la donación. Por eso, hoy te vamos a hablar de una de las cuestiones más comunes y extendidas entre las mujeres: ¿puedo donar sangre teniendo la regla?

Menstruación y donación de sangre, ¿son compatibles?

La mayor parte de la población femenina piensa que no se puede donar sangre teniendo la regla, pero se equivocan. La respuesta es rotundamente SÍ.

No hay ninguna norma que te impida donar sangre mientras tienes la menstruación. Los médicos que te atenderán cuando vayas a donar van a tener siempre muy presente que tú te encuentres bien (estés o no con el período). Los únicos requisitos que debes respetar (por el bien de tu salud) para donar sangre teniendo la regla son los siguientes: que no estés mareada, débil, con dolor... Te encuentres con fuerzas y ganas de hacerlo.

Puede ser recomendable que, por ejemplo, no acudas a donar el día que menstrúas con más fuerza, porque las posibilidades de marearte o encontrarte débil pueden ser mayores. Por supuesto, si acudes a donar con la regla, deberás reponer líquidos en cuanto dones.

Requisitos para donar sangre

Requisitos necesarios para ser donante de sangre

Si bien es cierto que con la regla no hay ninguna norma que prohíba donar, sí existen ciertos requisitos que se deben cumplir para hacerlo. Por tu bien y por el de la persona que recibirá la sangre (aunque esta sea tratada previamente). Estos son algunos:

+ Debes ser mayor de edad, es decir, tener 18 o más años. Y no superar los 65.

+ Debes pasar más de 50 kg.

+ No puedes estar embarazada.

+ No puedes haber tomado medicamentos o antibióticos los días antes de donar.

+ No haber consumido drogas o alcohol.

+ No haber tenido cáncer.

+ No haber sufrido enfermedades infecciosas.

+ Haber esperado 4 meses desde la última donación.

+ No haberse realizado cirugías, transfusiones, tatuajes o piercings en los últimos meses.

En qué consiste el proceso de donación de sangre

Así es el procedimiento para donar sangre

Antes de llegar el momento propiamente dicho de donar, normalmente tendrás que pasar una serie de cuestionarios que responden a todas estas preguntas. Habrá una entrevista, un pequeño test, te tomarán la tensión y te realizarán una prueba de hierro (con un pequeño pinchazo en el dedo). ¡Tranquila, todo esto no te llevará mucho tiempo! 

Después, te sentarán reclinada en un sofá en el que te conectarán la vía y la bolsa. Durará aproximadamente un cuarto de hora. Tras esto, te ofrecerán un refrigerio con el objetivo de reponer líquidos y esperarás unos minutos en los que, además de apretarte donde tenías la vía para que no te salgan hematomas, los asistentes observarán que no te marees (de hecho, te suelen preguntar bastante) y que todo vaya bien.

Es posible que si no lo has hecho nunca, te dé un poco de respeto. Sin embargo, la redactora que escribe estas líneas (donante habitual) te recomienda ponerte en el lugar de las familias y de la gente que puede necesitarla. Si puedes superar ese freno que te impide donar, el sentimiento de después de haberlo hecho será grande. Enorme. ¿Te apuntas a salvar vidas donando sangre?