Quitar manchas de café o té de la ropa: remedios que desconocías

Trucos para decir adiós a las terribles manchas

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Cualquier día por la mañana te levantas de la cama medio dormida para ir a trabajar, o para ir a clase o, en general, para hacer tus tareas diarias. Te preparas un buen café para afrontar el día de la mejor manera posible pero, de repente, ¡horror! Te manchas tu camisa favorita.

No te preocupes, a todos nos ha pasado alguna vez. En esos momentos no sabes muy bien qué hacer, y lo más recurrente es cambiarse directamente de ropa antes de salir por la puerta. ¿Qué hacer con esa mancha? ¿Tendrás que deshacerte de tu camisa para siempre? Nosotras te decimos que no será necesario.

Quitar manchas de café o de té de la ropa es más fácil de lo que parece, y solo necesitas seguir una serie de remedios que desconocías. Además, antes de llevar las prendas a la tintorería, puedes llevar a cabo el proceso con tus propias manos y en tu propia casa. Suena bien ¿verdad? ¡Comenzamos!

Consejos para eliminar las manchas de café o té

Antes de comenzar a explicar los procesos, debemos recordarte algunas indicaciones que deberías seguir si no quieres que tu camisa se estropee para siempre. Te recomendamos que sigas correctamente todos los pasos para que tu ropa no se vea demasiado dañada.

-Lee las instrucciones de los productos que vas a utilizar, sobre todo si se trata de algunos demasiado tóxicos. En estos casos, deberás proteger tus manos y tu olfato de cualquier peligro.

-También debes leer la etiqueta de la prenda que se te ha manchado. En general, en ellas se encuentran las indicaciones que debes seguir para lavarla, y los productos que jamás deberías verter sobre ella.

-No dejes que pase demasiado tiempo para lavar tu camisa. Hay algunos casos en los que la falta de tiempo te impide hacerte cargo de ella, pero en cuanto vuelvas de nuevo a casa intenta remediar el desastre.

- Recuerda que no debes meter directamente la prenda en la lavadora. De esta manera, no conseguirás absolutamente nada porque la mancha seguirá ahí, en el mismo lugar en el que estaba. Intenta tratarla antes de lavarla con normalidad.

¿Cómo es la mancha de café o de té?

Y antes de escoger cualquier procedimiento, debes distinguir cómo es la mancha de café o de té que tienes en tu camisa, camiseta o prenda. ¿Te la acabas de hacer y tienes tiempo de eliminarla? ¿O ya está demasiado seca? En ambos casos, debes utilizar procesos diferentes.

+ Una mancha reciente

Si te acabas de manchar la camisa con café y té, y te sobra tiempo para hacerte cargo de ella, debes actuar rápido para que no se adhiera demasiado al tejido. Lo primero que tienes que hacer es utilizar papel absorbente o toallitas, y presionar sobre ella.

Después, puedes meter la mancha directamente bajo agua para ablandar la mancha y poder aclararla. Utiliza un poquito de jabón para eliminarla fácilmente, aunque también podrías utilizar un cubito de hielo y frotar la zona con mucho cuidado para que no se extienda.

+ Una mancha seca

Pero en la mayoría de los casos, lo más normal es que la mancha de café o de té se seque y no podamos lucir la prenda que queríamos. En estas situaciones lo mejor es poner en marcha algún proceso antes de meter la pieza a la lavadora, y de esta manera olvidarte de las manchas para siempre.

Existen numerosos procedimientos, como el agua oxigenada, la cerveza o el vinagre… Tú solo debes decidir cuál se adapta mejor a tu ropa, y comenzar los pasos a seguir. 

8 formas de eliminar manchas de café o de té de la ropa

Como decíamos, los pasos que vamos a explicarte a continuación son solo válidos para aquellas manchas que están secas, o que llevan mucho tiempo en la ropa. Todos son bastante sencillos, por lo que no tendrás ningún problema a la hora de llevarlos a cabo.

1 Con vinagre blanco

El vinagre es, quizá, uno de los remedios caseros o naturales más efectivos para quitar manchas. Es un gran aliado de la limpieza del hogar, además de servir para cocinar. Y es casi seguro que lo tendrás por casa, así que esta puede ser la solución a todos tus problemas.

Puedes aplicar directamente el vinagre blanco sobre la mancha, o bien mezclarlo con un poquito de agua. Todo dependerá del tejido de la prenda. Después deja que actúe durante 10 minutos aproximadamente, y con ayuda de un paño elimina los restos. Lava la prenda como normalmente haces, ¡y listo!

2 Con sal y limón

Y si es casi seguro que en casa tengas vinagre, lo mismo ocurre con la sal y con el limón. Estos dos productos son ideales para eliminar manchas de la ropa (sobre todo si es blanca), no solo de café, también de otros alimentos o incluso manchas de sudor.

¿Cómo llevar a cabo este método? ¡Es muy sencillo! Mezcla un poquito de zumo de limón con sal, y vierte sobre la mancha. Después, con ayuda de un cepillo, frota bien la mancha para intentar eliminarla. Quita los restos con abundante agua, y mete la prenda en la lavadora.

3 Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es también un reconocido y eficaz remedio para quitar las manchas de la ropa, sea del producto que sea. Para eliminar las manchas de café o de té de tus prendas, el bicarbonato de sodio puede serte de gran ayuda. ¡Presta mucha atención!

Lo primero que tienes que hacer es echar agua directamente sobre la mancha y, a continuación, un poquito de bicarbonato de sodio. Extiende bien y deja actuar, al menos, durante una hora. Enjuaga bien los restos que te hayan quedado, y mete la prenda en la lavadora.

4 Yema de huevo

Puede parecerte sorprendente, pero en realidad te aseguramos que la yema de huevo funciona como quitamanchas. Se trata de un método utilizado por muchos de nuestros antepasados, cuando los detergentes todavía no existían. ¿Quieres aprender a utilizar este procedimiento? ¡Mira, mira!

Coloca la mancha sobre una superficie plana y, a continuación, separa la clara de la yema del huevo. Mezcla la yema con un poquito de agua, y frota bien sobre la mancha. Después deja actuar unos minutos, aclara la prenda y deja que se seque antes de meter en la lavadora.

5 Cerveza

¿La cerveza como quitamanchas? ¡Sí, sí, como lo lees! Además de ser una de las bebidas que más nos gustan, también es un gran aliado a la hora de eliminar las manchas de café o de té de tu ropa.

Solo tienes que verter directamente la cerveza sobre la mancha y, con ayuda de un paño o toallita, frotar suavemente para eliminarla. Si es una mancha que no está demasiado seca, debería desaparecer en cuestión de minutos. Pero si está demasiado adherida al tejido, debes frotar durante más tiempo.

6 Agua con gas

El agua con gas es un remedio muy eficaz para eliminar las manchas de café, sobre todo si son recientes aunque también es válida para aquellas que están secas. Solo tienes que aplicar directamente una gran cantidad del producto sobre la mancha para que comience a reblandecerse y no se fije demasiado en el tejido de la prenda en cuestión.

A continuación, frota un poquito con un papel, una toallita o un paño limpio. Deja actuar durante unos minutos, y mete la prenda en la lavadora con el programa que utilices habitualmente.

7 Agua oxigenada

Utilizar agua oxigenada sobre las manchas es también una gran opción si quieres decirles adiós definitivamente. Eso sí, tienes que tener un poquito de cuidado si se trata de ropa de color ya que el agua oxigenada es un gran blanqueador. Si no quieres que pierda su tonalidad, no eches demasiado producto.

Aplica directamente el agua oxigenada sobre la mancha, e intenta que no se extienda demasiado. Después, con ayuda de un algodón o de una toallita, frota suavemente la mancha para eliminarla. Deja que actúe durante unos minutos (al menos 15) y lava la prenda en la lavadora o a mano.

8 Con detergente o lavavajillas

El típico detergente para lavar los platos es también bastante eficaz para eliminar las manchas, sobre todo si se trata de aquellas que no están demasiado adheridas al tejido de la ropa. Echa un poquito del detergente encima de la mancha, frota con un poquito de agua y una toallita, y lava la prenda como de costumbre. ¡Quedará como nueva!