Cómo sobrevivir sin tomar café: trucos para lograrlo

Cambia tus hábitos diarios y ni te acordarás del café

Beatriz Martínez

  Sobrevivir sin café

Hace poco un estudio científico daba a conocer los beneficios de tomar café a diario, sin embargo a muchas no les sienta del todo bien. En ocasiones da dolor de cabeza y, en muchas otras, crea dependencia, por lo que puede que haya pasado por tu mente la idea de dejar de tomar café y he aquí la gran pregunta: ¿Cómo lograr sobrevivir sin tomar café?

Te levantas muy temprano por la mañana y una buena taza de café te ayuda a coger energía, o quizás una rica taza humeante después de comer para llevar mejor la reunión... El caso es que en más de una ocasión echas mano del café para aguantar el día a día. ¿Cómo dejarlo entonces? ¿Lo puedo sustituir por otra cosa? Aquí te lo contamos todo.

6 Consejos para dejar de tomar café

¿Sabías que el café en sí no aporta más energía? Tan solo actúa como bloqueante de las señales de cansancio que envía tu cuerpo. Es decir, esta bebida te permite estar más activa durante unas horas, pero no te ayuda a eliminar el cansancio acumulado ni a ganar energía. Seguro que después de conocer este dato no ves tanta necesidad de tomar café para sobrevivir.

1 Rompe el círculo vicioso

El café, junto con el azúcar, crea dependencia. Cuanto más los tomes, más querrás, así que para lograr vivir sin café, lo primero de todo es mentalizarse y romper el círculo vicioso. Una vez superes esta barrera, el siguiente paso será mucho más fácil.

2 Achicoria soluble

Seguro que estás pensando que romper con la dependencia del café es fácil de decir, pero no de hacer, pues para ello puedes sustituir una taza de café por una de achicoria soluble natural ,la cual tiene muchos beneficios para el cuerpo: ayuda al funcionamiento del hígado y favorece la digestión. La mayoría de estos productos que encontramos en el mercado no tienen azúcar, otro punto a nuestro favor.

3 Cereales solubles

Cebada, centeno y achicoria son los componentes que encontramos en los cereales solubles. Éstos sí que aportan un extra de energía y están deliciosos mezclados con un poco de leche templada.

4 Música por las mañanas

Aquí tienes otra forma idónea de evitar el café por las mañanas y despertarte con energía y buen humor: la música. Pon la radio o tu disco favorito y comenzarás el día con una gran sonrisa en la cara. Tu cerebro, al sentirse bien, genera dopamina, la hormona de la felicidad, ¿puede haber algo mejor?

5 ¿Quedamos para tomar un café?

Para muchas de nosotras, quedar con amigas y familiares a tomar un café es una manera de pasar tiempo con los nuestros y de desconectar de la rutina del día a día. A partir de ahora deja de pedir café en la cafetería de siempre y prueba un rico té de hierbas, o una infusión con una pizca de canela, o un jugo natural de naranja...

6 Un extra de energía

Hemos comentado antes que el café da una falsa sensación de energía, pues la idea es ganar en energía de verdad. Duerme 8 horas diarias, acuéstate antes si es necesario, bebé unos dos litros de agua al día para estar hidratada al cien por cien, haz ejercicio para estar en forma y activa de mente y cuerpo; come de forma sana y equilibrada y evita la comida pre cocinada; sal a pasear los fines de semana; y dedica tiempo a hacer lo que te gusta, aunque sea a leer un libro en el sofá al terminar el día.

A lo mejor te resulta complicado establecer estas rutinas, pero una vez las tengas en marcha ni te acordarás de lo que es el café. Próximo objetivo: Sobrevivir sin café.