Trucos infalibles para quitar las manchas de sudor de la ropa (blanca y de color)

Cómo eliminar las manchas de sudor de tus prendas preferidas

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Seguro que alguna vez te ha pasado. Te compras una preciosísima camisa en tu tienda preferida, y escoges un día especial para estrenarla. Sin embargo, ese mismo día has pasado algo de calor por las altas temperaturas, te has tenido que mover mucho, o simplemente has sudado en algunos momentos en el día.

A pesar de que te hayas echado desodorante, vuelves a casa y descubres que tienes manchas de sudor en la prenda, ¡vaya horror! ¿Y ahora qué? Tranquila, porque no vas a tener que deshacerte de todo tu vestuario si sudas. Existen algunos trucos infalibles para quitar manchas de sudor de ropa, tanto si es blanca como si es de color. ¿Estás preparada para salvar tus looks preferidos? ¡Toma nota de estos consejos!

La razón por la que aparecen las manchas de sudor en la ropa

Muchas veces, aunque te hayas echado el desodorante y hayas lavado la camisa varias veces, es inevitable que aparezcan esas horribles manchas de sudor en la ropa. Puede que alguna vez te hayas planteado el por qué de este suceso, y es que lo primero que tienes que tener en cuenta es que no debes preocuparte demasiado, porque tiene fácil solución.

El sudor es agua, pero contiene algunas sales que nuestro cuerpo expulsa cuando se expone a ciertas situaciones. Estas sales, en contacto con los desodorantes o los detergentes, producen una reacción química que hace que aparezcan las típicas manchas de sudor.

Por si esto fuera poco, debes saber que existen ciertos desodorantes cuyos componentes pueden favorecer la proliferación de las manchas. Algunos de ellos están basados en compuestos de aluminio, un elemento que debes evitar a toda costa para que no se lleve a cabo la reacción química de la que hablábamos antes.

Consejos y trucos para eliminar las manchas de sudor de la ropa

Consejos para enfrentarse a las manchas de sudor en la ropa

Antes de comenzar a leer los consejos para lavar tu ropa manchada de sudor, es esencial que conozcas algunos trucos para evitar que vuelvan a aparecer. Aunque a priori puede ser complicado, porque no puedes hacer que tu cuerpo no sude, es muy fácil favorecer a que esas manchas no te persigan durante toda tu vida.

Lo primero (y lo más importante) que debes hacer en tu día a día es esperar a que se te seque el desodorante antes de ponerte cualquier prenda. Este truco es crucial para poder evitar las manchas de sudor, así que si tienes prisa porque no llegas a clase o al trabajo, procura secarlo con ayuda de otros productos, como un secador.

Además, si durante el día notas que has sudado un poquito, intenta revisar la prenda cuanto antes. Puedes limpiarla un poco con una toallita, o en un baño con un poco de agua cuando aún está mojada. De esta manera harás que el sudor no se extienda demasiado y acabe convirtiéndose en una mancha dura de color blanco o amarillento.

¿Cómo deshacerte de las manchas de sudor en tu vestuario?

A pesar de seguir los anteriores consejos es bastante común que no hayas podido evitar mancharte la ropa, razón por la que has llegado hasta este punto. Si tienes que llevar a cabo alguno de los procesos que vamos a explicarte a continuación, es importante que revises el etiquetado de tus prendas. ¿La razón? Podrás salvar tu ropa de cualquier imprevisto, ya que algunos de los productos no son recomendables para ciertos tejidos.

Una vez que hayas realizado alguno de los procesos, y que tu ropa se haya lavado, evita por todos los medios meterla a la secadora. El calor que produce no es absolutamente nada recomendable para eliminar las manchas de sudor, por lo que deberás secar tu prenda al sol para conseguir unos resultados mucho mejores. ¿Todo listo? ¡Empezamos!

Cómo eliminar las manchas de sudor de la ropa blanca

Las prendas de color blanco son, sin lugar a dudas, las más perjudicadas por las manchas de sudor debido a que se ven mucho más, y son muy difíciles de disimular. Para eliminarlas totalmente existen algunos trucos que debes realizar antes de meterlas en la lavadora. ¡Ya verás como funcionan!

+ Perióxido de hidrógeno (agua oxigenada)

El agua oxigenada es ideal para quitar las manchas de la ropa de color blanco ya que descompone la mancha, actúa sobre ella, y blanquea la prenda. Esta última cualidad es la razón principal por la que nunca debes utilizarlo para ropa de color, pues puede desteñirla y estropearla.

Algunas personas prefieren combinar el agua oxigenada con agua, para que no sea un proceso tan dañino. Sin embargo, otras prefieren echarlo directamente. Sea como sea, el método es el mismo: debes esperar unos 20 o 30 minutos a que actúe, y después lavar la pieza con agua fría.

+ Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio mezclado con agua, o incluso con agua oxigenada, es muy efectivo para quitar cualquier mancha, no solo las de sudor. Supone un producto esencial y muy recomendable para eliminarlas, y además te será muy sencillo utilizarlo.

Tan solo debes añadir un poquito de agua, y mezclar hasta que quede una masa homogénea. Después aplica la masa directamente en la mancha, y espera alrededor de 30 minutos a que actúe sobre ella. Lava la prenda con agua y con jabón, y seca al sol. ¡Quedará perfecta!

+ Vinagre blanco

El vinagre es uno de esos productos naturales que es probable (y casi seguro) que tengas en la despensa de tu casa. Sus propiedades favorecen la eliminación tanto de las manchas como del olor del sudor, por lo que es un buen aliado a la hora de tratar la zona que se ha ensuciado.

¿Cómo debes utilizarlo? Muy sencillo. Pon un poquito de vinagre directamente sobre la mancha, y deja que actúe durante 15 minutos. Después lava tu camisa o camiseta con agua fría y jabón, y seca al sol. Si ves que la mancha persiste, puedes repetir el proceso las veces que necesites.

+ Limón y agua

Otro método natural y efectivo para quitar manchas es el limón, un producto que seguramente tengas por casa y que te resultará muy sencillo de utilizar. Además, puedes usarlo tanto solo como mezclado con agua, según sea la profundidad y espesor de la mancha.

Para utilizarlo con agua deberás mezclar ambos ingredientes a partes iguales, hasta que quede un líquido homogéneo. Después vierte la mezcla sobre la mancha, y deja actuar durante unos minutos. También puedes meter la prenda entera en un barreño y echarle el agua con limón. En ambos casos será igual de efectivo.

+ Detergente líquido

El propio detergente que utilizas para la lavadora también puede servirte para quitar esas manchas de sudor que tanto han empeorado tu ropa. Y si además tienes un detergente especial para quitar manchas, muchísimo mejor.

Lo único que tienes que hacer es poner un poquito de detergente en la mancha, y sumergir la prenda en un barreño con agua. Después de esperar 30 minutos, deja que la prenda se seque al sol. Ya verás como esa camisa o camiseta blanca vuelve a lucir como el primer día.

Cómo eliminar las manchas de sudor de la ropa de color

A pesar de que en las manchas de sudor en la ropa de color se aprecian menos es importante eliminarlas a tiempo. De lo contrario la prenda en cuestión acabará por desteñirse y tendrás que olvidarte de ella para siempre. Sigue estos consejos, y quitarás las manchas de manera rápida y muy sencilla.

+ Aspirinas

Seguramente has tenido que leer dos veces para asegurarte de que, efectivamente, ponía 'aspirinas' como remedio para quitar las manchas de sudor. Sí, querida amiga, las aspirinas también sirven para eliminar manchas además de quitarnos el dolor de cabeza.

Este medicamento tiene unos componentes ideales para ayudarte en el proceso de quitar las manchas, siendo un fantástico aliado en el proceso. ¿Cómo utilizarlas? Tan solo tienes que deshacer dos cápsulas en un cubo con agua, sumergir la prenda y esperar durante dos horas. Después, debes frotar y meter la pieza en la lavadora.

+ Con pasta de dientes

La pasta de dientes es uno de esos productos que, además de servir para la higiene bucal, tiene múltiples propiedades. Una de ellas es la de quitar manchas de sudor, sobre todo en la ropa de color u oscura, gracias a los componentes con los que se elabora.

Pon un poquito de pasta sobre la mancha, y extiende bien con ayuda de un cepillo. Después mete la prenda directamente en la lavadora, con un programa frío, y espera a que termine. Deja secar la ropa al sol, y ya verás como la mancha ha desaparecido en su totalidad. ¡Es muy sencillo!

+ Con sal

Seguro que tienes por casa un poquito de sal, y no sabías que también podía servirte para quitar las manchas ¿verdad? El sudor puede eliminarse de forma rápida y eficaz solo con un poco de este producto tan conocido por todo el mundo. ¡Y además es uno de los métodos más fáciles!

La sal, además, puede servirte tanto para ropa blanca como de color porque no altera la tonalidad del diseño en cuestión. Tan solo tienes que humedecer la mancha, echarle sal por encima y esperar durante, al menos, 4 horas a que funcione. Frota la prenda para que la sal actue mejor, y métela en la lavadora.

+ Limón y bicarbonato de sodio

Como ya decíamos en el anterior punto, el limón es uno de esos productos naturales que no hay que perder de vista como remedio casero. Para quitar manchas, sobre todo de sudor, es uno de los mayores aliados que deben estar presentes en cualquier hogar. Y si además lo mezclas con bicarbonato de sodio, tendrás unos resultados espectaculares.

Mezcla el zumo de dos limones con una cucharada de bicarbonato de sodio, y remueve bien. Después pon la mezcla en la prenda y espera durante un par de horas a que actúe. Lava la camisa o camiseta en la lavadora ¡y listo!

+ Amoníaco

El amoníaco se ha convertido en un quitamanchas imprescindible en cualquier casa. Puede servirte para eliminar cualquier imperfección en tu ropa, también las manchas de sudor. Sin embargo, de todos los remedios que existen, quizá este sea el más laborioso de todos.

Debes mezclar el amoníaco con un poquito de agua y, en vez de verter la mezcla directamente en la mancha, coger una esponja y frotar. Eliminarás la mancha con tus propias manos, y así podrás ver cómo te ha quedado la prenda. Después métela en la lavadora, y deja secar al sol.