Remedios caseros para el sudor en las axilas

El mal olor se produce por los dos millone sde glándulas sudoríparas que tenemos

Marta Valle

Remedios caseros para el sudor en las axilas

El sudor está vinculado a nuestro día a día, así como a nuestra capacidad para desarrollar tareas. Son más de dos millones las glándulas sudoríparas que componen nuestro cuerpo y que elaboran una función de enfriamiento a través de esta manifestación. Hay que decir que la mayor parte de esta transpiración no suele producir ningún tipo de olor, sin embargo algunas zonas como los genitales o las axilas contienen materia orgánica y, por tanto, son susceptibles de reproducir bacterias cuya descomposición genera, a la postre, esta anomalía. Sin embargo, podemos paliar el efecto de este mal olor mediante el uso de ciertos remedios caseros.

Frenar el sudor en las axilas con remedios caseros

+ Uno de los remedios más efectivos para frenar la sudoración excesiva en la zona de las axilas redunda en la realización de un desodorante antitranspirante casero. Para ello, vamos a necesitar ingredientes como un cuarto de taza de bicarbonato de sodio, unas ocho cucharadas de aceite de coco virgen y sin refinar, aceite esencial de nuestro aroma favorito y un cuarto de taza de maicena. Una vez recogidos todos los productos, hemos de mezclar el bicarbonato de sodio con la maicena, agregar tanto el aceite de coco como el aceite esencial aromático y remover bien. Cuando culminemos esta fase, echamos la pasta en un recipiente y la refrigeramos hasta que quede sólida.

+ Otro excelente remedio casero con el que combatir el mal olor que suele ir asociado a la excesiva sudoración de las axilas consiste en la preparación de una suerte de tónico antitranspirante. Con este objetivo en mente, vamos a tomar unas hojas de salvia que estén frescas y las vamos a mezclar con zumo de tomate -una taza aproximadamente- de forma que podamos aplicar la combinación resultante directamente sobre los sobacos.

+ Una alternativa casera muy recomendable a los productos cosméticos que nos ayudan a frenar la sudoración en el área de las axilas resulta en una exfoliación constante de la zona. Hay que tener en cuenta que muchas ocasiones este sudor está causado por un taponamiento de los poros, por lo que este proceso puede ayudar a que la piel respire mejor. Algunos alimentos naturales que pueden ser utilizados a modo de exfoliantes son el zumo de limón, la avena, el café molido y la sal de mar.