Cómo combinar un abrigo blanco: looks con clase y mucho estilo

Las mil y unas situaciones en las que podrás lucir tu abrigo blanco

Beatriz Martínez

¿Cuál es el color del invierno? Sí, has acertado, el blanco. Lo incluimos en los pantalones, en los jerséis, en las zapatillas, en los complementos y también en el abrigo. El abrigo en color blanco inmaculado, de paño o tipo plumas, desprende elegancia, juventud y mucho rollo. Ahora bien, elegir el tipo de abrigo blanco, el resto de las prendas según la ocasión y dar con los complementos clave resulta algo más complejo para crear looks con clase y mucho estilo, ¿verdad? 

Por eso, en Diario Femenino te contamos cómo combinar un abrigo blanco tanto con los colores que mejor le sientan como por las ocasiones en las que puedes lucirlo como ninguna otra. ¿Estás preparada para descubrir los miles de usos de esta prenda? ¡Empezamos! 

Colores y más colores para mezclar con tu abrigo blanco

El abrigo blanco es perfecto para llevar con tonalidades neutras y todas las que pertenezcan a la paleta del arcoíris. Vamos a ver los colores principales con los que puedes llevar tu abrigo blanco este invierno y lograr el acierto que tanto buscas.

+ Abrigo en color blanco con prendas en color negro

Si combinas un abrigo en color blanco roto o puro con prendas de color negro lograrás lucir un aspecto sofisticado y elegante además de idóneo para llevar durante todo el día. Ya sea que has elegido pantalones negros, una falda o un bonito dress, lo que tienes que tener claro es que el abrigo debe ser la única prenda que puede ir en color blanco. La idea, como ya te habrás dado cuenta, es hacer contraste entre estas dos tonalidades. Suena bien, ¿verdad? Pues además es una combinación que se adapta a todo tipo de situaciones.

+ Look en color blanco total

Si acabamos de ver un look increíble en el binomio blanco y negro ahora vamos a hacer lo mismo pero con un conjunto en el que todas las prendas vayan en blanco: falda o pantalones, camisa y jersey, zapatillas o botas de tacón, pañuelo de seda, bolso y, por supuesto, el abrigo blanco. Como ves, se trata de un estilismo elegante donde los haya que se puede manchar solo con mirarlo, así que, ojo, póntelo solo cuando de verdad lo vayas a poder lucirlo bien, nada de ir a hacer shopping con las amigas con un outfit impecable como este.

+ Mezcla tu abrigo blanco colores pastel

¿Qué tal te suena la idea de lucir tu abrigo blanco con prendas en tono pastel? Se trata de una combinación exquisita, femenina y que, si juegas bien tus cartas, te dará como resultado un look vintage que quita el hipo. Así que, ya sabes, si quieres sacar el máximo partido a tu abrigo blanco esta temporada, combínalo con prendas en nude o en tonos pastel. Mezclando ambas tonalidades se consigue crear una apariencia dulce que no va a dejar indiferente a nadie y que te va a servir tanto para ir de paseo por la ciudad como para asistir a una fiesta. Y sino mira los looks de las famosas del momento, más de una y más de dos ya lo han llevado en distintas ocasiones.

+ Abrigo blanco con prendas en tonos vivos, ¿te atreves?

¡Por supuesto que sí! Eso de mezclar en un mismo look el blanco con el rojo, el rosa, el amarillo chillón o cualquier otro color vivo que te venga a la mente es algo que nos encanta a todas, ¿cierto? Aquí, querida lectora, la clave está en hacer que sean dos los colores predominantes de tu look: el blanco del abrigo y el otro vivo que elijas. Para el resto de las prendas, que sean sencillas y en tonos neutros, incluido el calzado. Por cierto, si se trata de un abrigo blanco largo de paño, que sepas que es bien válido para llevar con unas zapatillas blancas. Prueba y verás.

+ Luce tu abrigo blanco con otros estampados, ¡perfecto!

Veamos qué más podemos hacer con un bonito abrigo blanco. ¿Qué te parece la idea de llevarlo con estampados de lo más modernos? ¿Te ves con ello? Seguro que sí, se trata de una combinación que gusta mucho y que nos sienta bien a todas tengamos el estilo que tengamos. Puedes, por ejemplo, mezclar tu abrigo blanco con una blusa animal print o con una de flores, o puedes dejar que la parte de arriba sea lisa y añadir los estampados en la falda o en los pantalones. ¿Más de un print por look? Sí, siempre y cuando vayan combinados y en pequeñas cantidades. Recuerda que en los complementos, esos que tienen el poder de dar al look un aire totalmente distinto, también se puede llevar el estampado que más te agrade.

Cómo combinar tu abrigo blanco según sea la ocasión

Seguro que ya ha quedado más o menos claro cómo combinar el abrigo blanco y hacerlo a las mil maravillas, pero por si ha quedado alguna duda, vamos a ver rápidamente en qué tipo de situaciones nos podemos poner nuestro abrigo blanco favorito.

+ Abrigo blanco para un look casual

Aquí prima la combinación de abrigo blanco tipo plumas largo y de la talla de cada una, zapatillas casual, jeans sencillos y jersey o blusa. También están permitidas las mezclas con faldas, petos y vestidos. Perfectos todos ellos para el día a día y para salir con tus amigas. Escoge alguna de las mezclas de colores que hemos visto antes y estarás lista para deslumbrar.

+ Y si se trata de un estilismo elegante...

Que tu abrigo blanco sea largo y de paño, que tus prendas estén bien seleccionadas y que los detalles tengan también su protagonismo: una pañuelo de seda atado al bolso de mano, una joya que te haga brillar, unos zapatos de tacón... Un ejemplo, si tienes que acudir una cena o un evento, ponte un bonito dress rojizo, añade unos zapatos de tacón, el bolso de mano, el make up y el peinado para la ocasión y, justo antes de salir por la puerta, te pones un bonito abrigo blanco con lazada al centro. Seguro que logras un look que más de una te querrá copiar.

+ El abrigo blanco también es para un look de oficina

Ya solo nos queda hablar del abrigo blanco para los looks working girl. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es ponerte tu ropa de oficina: pantalones sastre, traje de chaqueta y pantalón, blusa de seda, camisa blanca, jeans corte recto, camisa y blazer para los viernes... Y añadir por encima tu abrigo blanco favorito. Si es de paño irás mucho más elegante pero, ojo, que los abrigos blancos tipo plumas también son refinados y muy modernos con el plus del toque juvenil que nos dan. ¡Tú decides!

Ya está, ahora ya sabes cómo combinar un abrigo blanco del tipo que sea y en cualquier situación que se presente. ¿Qué look has decidido que va a ser tu favorito? ¡Compártelo con nosotras!

Puedes leer más artículos similares a Cómo combinar un abrigo blanco: looks con clase y mucho estilo, en la categoría de Looks en Diario Femenino.