5 villancicos de Navidad típicos en México (con sus letras completas)

Las canciones navideñas mexicanas más clásicas y bonitas

Laura García
Laura García Periodista

La melodía y letra de los villancicos de Navidad es algo tan típico como tener el turrón encima de la mesa o como juntarte con tu familia en estas fechas: no puede faltar. Pasando de generación en generación, las canciones navideñas han formando siempre parte de la tradición en estas fechas y debe seguir siendo así, para que mayores y pequeños se reúnan en torno al árbol y con panderetas o lo que encuentren a su alrededor, entonen los cánticos más famosos.

Existen muchas versiones diferentes de los más clásicos villancicos (y también del origen y creación de estos, muchos de ellos –en su mayoría- anónimos). Muchos sitúan este origen en el marqués de Santillana. Sin embargo, no llega a estar claro del todo. Lo que sí está claro es que, aunque hoy en día existen de todo tipo, el principio de los mismos fue un origen religioso, de evangelización pues en sí el origen de la Navidad lo es. De hecho, la enseñanza de estas canciones fue uno de los métodos que los misioneros utilizaron para la evangelización de México en el siglo XVI.

Hoy en día todo el mundo los canta y seas de México o de España seguro que te suenan estos 5 villancicos de Navidad típicos en México pues comparten idioma y son realmente famosos. ¡En Diario Femenino te mostramos sus letras completas! Todo dicho: a cantar, bailar y celebrar por todo lo alto la Navidad, ¡vamos!

Los villancicos mexicanos más tradicionales

1 Arre borriquito

Que levante la mano quien no se sepa este villancico con los ojos cerrados. Es uno de los más clásicos cánticos de Navidad, pero si aún hay alguien en casa que no se lo sabe, ¡es el momento de aprenderlo!

Letra:
 
Tengo puesto un nacimiento
en un rincón de mi casa,
con pastores y pastoras
y un palacio en la montaña,
Allí vive el rey Herodes
Allí vive y sus soldados
todos están esperando
que lleguen los reyes magos.
 
Arre borriquito
arre burro arre
anda más deprisa
que llegamos tarde
arre borriquito
vamos a Belén
que mañana es fiesta
y al otro también.
 
En el cielo hay una estrella
que a los reyes magos guía
hacia Belén para ver
a Dios hijo de María,
cuando pasan los monarcas
sale la gente al camino
y alegres se van con ellos
para ver al tierno niño.
 
Estribillo
 
Hacia el portal de Belen
se dirige un pastorcito
cantando de esta manera
para alegrar el camino,
ha nacido el niño dios
en un portal miserable
para enseñar a los hombres
la humildad de su linaje. 
 

2 Las posadas

Una de las tradiciones que diferencia a México de otros países es la tradición de Las posadas. Es una especie de romería que comienza a hacerse el 16 de diciembre y que recrea la búsqueda de posadas de José y María cuando el niño iba a nacer. Durante Las posadas, niños y adultos desfilan en una procesión mientras cantan este villancico tan especial:

Letra:
 
Los Peregrinos…
En el nombre del cielo,
yo os pido posada,
pues no puede andar,
mi esposa amada.
 
Los Hosteleros…
Aquí no es mesón,
sigan adelante,
no les puedo abrir,
no vaya a ser un tunante.
 
Los Peregrinos…
No sean inhumanos
Dennos caridad
Que el dios de los cielos
Se lo premiará.
 
Los Hosteleros…
Ya se pueden ir,
y no molestar
Porque si me enfado
Los voy a apalear
 
Los Peregrinos…
Venimos rendidos
Desde Nazaret
Yo soy carpintero
De nombre José
 
Los Hosteleros…
No me importa el nombre
Déjenme dormir
Pues yo ya les digo
Que no hemos de abrir
 
Los Peregrinos…
Posada le pido,
amado casero,
pues madre va a ser,
la reina del cielo
 
Los Hosteleros…
Pues si es una reina,
quien lo solicita,
¿cómo es que de noche
anda tan solita?
 
Los Peregrinos…
Mi esposa es María
Reina del cielo
Y madre va a ser
Del divino verbo
 
Los Hosteleros…
Eres tú José
Tu esposa es María
Entren peregrinos
No los conocía
 
Los Peregrinos…
Dios pague señores
Nuestra caridad
Y os colme el cielo
De felicidad
 
TODOS…
Dichosa la casa
Que abriga este día
A la virgen pura
La hermosa María.
Entren Santos Peregrinos,
Reciban este rincón,
que aunque es pobre la morada,
os la doy de corazón.
 

3 Campana sobre campana

Es también conocido como Campanas de Belén y es que esta canción navideña es otra de las más clásicas en estas fechas, aunque tiene una dificultad: ¡no todo el mundo se sabe las estrofas! A veces nos perdemos entre tanta campana y nunca está de más tener la letra a mano. Ha sido interpretada en muchas regiones, quizás porque se trata de un villancico con una melodía alegre y una letra muy simpática.

Letra:
Campana sobre campana,
y sobre campana una,
asómate a la ventana,
verás el Niño en la cuna.
 
Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?
 
Recogido tu rebaño
¿a dónde vas pastorcillo?
Voy a llevar al portal
requesón, manteca y vino.
 
Estribillo
 
Campana sobre campana,
y sobre campana dos,
asómate a esa ventana,
porque ha naciendo Dios.
 
Estribillo
 
Campana sobre campana,
y sobre campana tres,
en una Cruz a esta hora,
el Niño va a padecer.
 
Estribillo
 
Navidad, Navidad
Navidad, Navidad
Hoy es Navidad.
Con campanas este día
Hay que festejar
Navidad, Navidad
Porque ya nació
ayer noche, Nochebuena,
El niñito Dios.
 

4 El niño del tambor

El niño del tambor (más conocido en España como El tamborilero o El pequeño tamborilero) es un villancico muy famoso que cuenta la historia de un pequeño niño que se gana la vida con su pequeño tambor y, de hecho, ese es el regalo que lleva al recién nacido Jesús. Una canción entrañable que el cantante Raphael llevó a la fama en habla hispana en la década de 1960.

Letra: 
 
El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió.
Los pastorcillos quieren ver a su Rey.
Le traen regalos en su humilde zurrón,
ropopopom, ropopopom.
Ha nacido en el portal de Belén
el Niño Dios
 
Yo quisiera poner a tus pies
algún presente que te agrade, Señor.
Mas Tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor,
ropopopom, ropopopom.
En Tu honor, frente al portal tocaré
con mi tambor.
 
El camino que lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor:
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor,
ropopopom, poroponponpon.
Cuando Dios me vio tocando ante Él,
me sonrió.
 

5 Duerme y no llores

Abuelos y padres de generación tras generación han interpretado este villancico como una nana navideña para dormir a sus hijos y nietos. Muchos son los adultos que hoy en día lo recuerdan. 

Letra:
 
Duerme y no llores.
Os anunciamos un gozo inmenso.
Hoy ha nacido el Salvador.
En un pesebre sobre las pajas
Y entre pañales lo encontrareis.
 
Duerme y no llores,
Jesús del alma
duerme y no llores
Mi dulce amor.
Duerme y no llores,
Que esas tus lagrimas
Parten el alma
De compasión.
 
Tus lagrimitas, perlas del cielo,
Son mi tesoro, prendas de amor.
Más calma el llanto,
Dulce bien mío,
De lo contrario me harás llorar.
 
Si por mí lloras, Jesús amado,
Por mis pecados e ingratitud,
Que cese el llanto, que en adelante,
Yo nunca, nunca te haré llorar.
 
Pues que me buscas,
Pues que me amas,
Ven Jesús mío, ven Niño ven,
Será tu cuna nido de amores,
Este pesebre del corazón.
 
¿Y tú? ¿Conoces algún otro villancico de Navidad típico en México? ¡Compártelo con todas las lectoras de Diario Femenino en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a 5 villancicos de Navidad típicos en México (con sus letras completas), en la categoría de Música en Diario Femenino.