Tipo de música para cada momento

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Todas conocemos la importancia de la música en nuestras vidas y seguro que tienes tu propia banda sonora para los momentos más importantes. Y es que la música nos transporta al pasado, nos evoca recuerdos, sensaciones y emociones, pero también puede ayudarnos a superar momentos difíciles aportándonos la energía que necesitamos para seguir adelante. Sin embargo, hay veces que nos aferramos a canciones y al escucharlas no surten el efecto deseado. Tal vez no sepamos elegir la música que te conviene en cada momento.

Música según tu estado sentimental

Seguro que te has fijado que tus gustos musicales varían considerablemente según tu estado sentimental. Y es que las solteras empedernidas, esas que adoran ser singles prefieren canciones reivindicativas de su independencia y de su libertad; canciones de los ochenta que transmiten sensación de rebeldía y también de diversión. Busca entre los grupos de la movida madrileña, recuerda las canciones de Radio Futura, por ejemplo, y verás cómo te conviertes en una adicta a la vida single.

En el caso de que estés en los prolegómenos de una relación, ese momento en el que chica conoce chico y se entusiasma tanto que hasta deja de comer, pero no de escuchar música, es tu mejor oportunidad para rememorar esas emotivas canciones italianas de Laura Pausini, Eros Ramazzotti o Nek. Y si la cosa se pone intensa, sin salir del ambiente italiano puedes pasarte a las versiones que Sergio Dalma hizo de esas canciones de amor que todas conocemos como "Tu" o "Te amo".

Una relación de pareja consolidada requiere otro tipo de banda sonora, más tranquila desde Police con su "Every breath you take" hasta el "Someone like you" de Adele. Y si la relación se va enfriando, siempre puedes ponerle pasión recurriendo a esas canciones que parecen compuestas para tener sexo. Pero si por el contrario, estás inmersa en una dolora ruptura sentimental, no te martirices con canciones de Pablo Alborán. Y nunca, nunca escuches "I will always love you" de Whitney Houston hasta que no estés totalmente recuperada. Una ayuda para ese momento puede ser "I will survive" de Gloria Gaynor.

Música para actividades cotidianas

En el día a día también te puedes servir de la música para mejorar tu actitud. No hay nada mejor que empezar el día con una buena ducha cantando a voz en grito "Resistiré" del Duo Dinámico. Sí, ya sabemos que tiene unos cuanto añitos, pero sigue funcionando igual de bien. El caso es empezar el día con energía positiva sabiendo que vamos a conseguir todo lo que nos propongamos.

Los expertos dicen que si vas a hacer ejercicio, si no quieres dejar que te venza la pereza o si lo que quieres es aumentar el rendimiento, la canción ideal es "I feel good" de James Brown, y no precisamente por su mensaje positivo sino por su ritmo. Así que cualquier otra canción del mismo estilo te vendrá bien para tus horas de gimnasio.

Una vez en casa, al final del día lo que tienes que conseguir es relajarte para dormir bien y reponer fuerzas, así que lo mejor es escuchar música clásica. Pero si no te gusta la música clásica no desesperes, consigues el mismo punto de sosiego si te pones unas canciones de jazz o de blues.