El cáncer en los niños, la injusticia de una enfermedad

El cáncer en los niños

Si hay una enfermedad que nos conmociona a todos es el cáncer y si la persona que lo sufre es un niño, aún más. Sensibilizados como estamos, cada vez más, con la necesidad de proteger a la infancia, el cáncer sigue siendo uno de esos enemigos que nos desarman desde el momento del diagnóstico. Porque no hay nada más desalentador que un niño que tiene que someterse a complicados tratamientos de quimioterapia o radioterapia. Sin embargo, la fortaleza de ánimo que muestran estos niños que sufren un cáncer es una lección para todos nosotros.

El cáncer infantil

Tanto en niños como en adultos, el cáncer se desarrolla por un comportamiento anormal de las células que puede ser producido por causas genéticas o hereditarias, pero también por factores ambientales. Estas células cancerosas modifican su comportamiento habitual debido a algún daño en el ADN y pueden extenderse a otras partes del cuerpo en el proceso que se llama metástasis. Y aunque cada día se producen nuevos avances médicos en la lucha contra el cáncer y muchos tipos de cáncer tienen altas tasas de curación, el tratamiento no deja de ser un camino difícil de afrontar.

Es por eso, y por los efectos secundarios de tratamientos como la quimioterapia, que cuando vemos a un niño enfermo de cáncer nos parte el corazón. En España, el cáncer afecta a 900 niños cada año, y el tipo de cáncer infantil más frecuente es la leucemia. Aproximadamente el 80 % de los casos de leucemia en menores se curan, pero los tratamientos son muy agresivos.

También afectan a los menores los tumores del sistema nervioso central, el neuroblastoma, el linfoma no Hodgkin, el tumor de Wilms y la enfermedad de Hodgkin, todos ellos con una tasa de curación del 70 %. El Día Nacional del Niño con Cáncer se propuso para dar voz a todas aquellas familias que están pasando por esta enfermedad y que necesitan más medios para tratar las necesidades específicas de la infancia.

Leucemia en niños

La leucemia es el tipo de cáncer que más padecen los niños y afecta a los glóbulos blancos, que son los encargados, entre otras cosas, de combatir las infecciones. Como hay diferentes grados de leucemia, el tratamiento varía en cada caso, pudiendo curarse con medicación, con radioterapia, con quimioterapia y, en algunos casos, con un trasplante de médula ósea o de células madre.

No nos cansaremos de repetir la necesidad de ser más solidarios y promover la donación de sangre, de órganos y, en este caso, de médula ósea. Porque ser donante de médula ósea no supone ningún riesgo para el donante, pero sí salvar la vida de un niño enfermo. De hecho, en algunas ocasiones, la extracción de la médula ósea no requiere hospitalización.

Así, aprovechamos la ocasión para dar a conocer las demandas de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer como son la mejora de las unidades especializadas de Oncología Pediátrica, alargar la edad para permanecer en pediatría en estos casos hasta los 18 años y mantener un seguimiento médico adecuado una vez superada la enfermedad.

Laura Sánchez  •  viernes, 15 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Tengo una boda, ¿qué me pongo?

Escrito por Linda a las 09:49:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x