Decálogo para detectar buenas y malas prácticas de un dentista

Decálogo para detectar las buenas y malas prácticas de un dentista

¡Ni del dentista se puede fiar uno! No malinterpreten, malos profesionales y timadores los hay en todas las profesiones. Pero el 12 de septiembre es el Día Mundial de la Salud Bucodental, por eso nos toca hacer hincapié en las buenas y malas prácticas de las clínicas dentales y dentistas

"La situación de crisis que atravesamos origina en algunos casos que se realicen malas prácticas con el objetivo de obtener ganancias a costa de engañar a los pacientes de forma encubierta", señala el Dr. Ramón Soto-Yarritu Quintana, presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM).

De ahí que el propio COEM haya elaborado un decálogo para identificar una atención bucodental de calidad.

Obligaciones del dentista

1. La colegiación es obligatoria, por eso, si se lo solicitas a tu dentista, debe facilitarte su número de colegiado. Hay personas que se hacen pasar por dentistas y, sin embargo, no tienen ni la titulación ni la formación adecuadas para ejercer.  Saber su número te permite comprobar que está titulado y ejerce de manera oficial

2. Exige que sea un dentista quien diagnostique tu patología oral. El dentista es la única persona cualificada para establecer un diagnóstico y prescribir un tratamiento.

3. Lo normal es que el responsable de tu tratamiento sea siempre el mismo dentista; si no es así, puedes pedir que lo sea. En algunos casos, el cambio constante del profesional que te atiende puede suponer que no hay un equipo fijo y coordinado, una peor atención e incluso un fraude profesional.

4. Exige que sea un dentista el que te explique personalmente el tratamiento que van a hacerte desde el principio, así como su duración y las pruebas necesarias. Existe el riesgo de que en algunas consultas haya comerciales que te vayan aconsejando nuevos tratamientos y provocar así un sobretratamiento –y por tanto un gasto- innecesario.

5. Es el dentista el que debe  informarte del precio del tratamiento en un presupuesto (aunque sea aproximado) y su correspondiente factura final, y no un comercial ajeno a la profesión. El dentista es el la persona responsable y cualificada para realizar tu tratamiento, por eso éste debe ajustarse a un criterio médico y nunca comercial.

6. Es importante que tu dentista te ofrezca un trato amable y cercano, y que veas en él a alguien en quien puedes depositar tu confianza y tu salud bucodental. El trato con el paciente es un aspecto fundamental en la atención bucodental, así que no dudes en preguntar e informar a tu dentista de tus dudas o temores.

7. Exige unas medidas de higiene y esterilización básicas, no permitas que tu salud oral se trate en ínfimas condiciones. Existen unas normas de higiene obligatorias, su incumplimiento puede ocasionar problemas graves para tu salud

8. Exige que sea un dentista el que manipule personalmente las prótesis dentales en tu boca. Aunque hay otros profesionales implicados en tu tratamiento, hay determinadas prácticas que solamente puede realizar el dentista.

9. No te dejes influenciar por la publicidad y los tratamientos gratuitos, con seguridad los terminarás pagando. En muchas ocasiones existen prácticas de publicidad engañosa, por eso debes exigir que te expliquen todas las condiciones del tratamiento o servicio antes de realizarlo.

10.- No creas en los tratamientos garantizados de por vida, ni tus propios dientes cuentan con esa garantía. No es posible garantizar un tratamiento para siempre, por eso también es importante acudir a una revisión al menos una vez al año.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Sufro ansiedad, ¿alguien que sepa me puede ayudar?

Escrito por Rodriguez a las 11:26:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x