Los solteros tienen más ganas de enamorarse que las solteras. ¿Por qué?

Solteros con ganas de enamorarse

Ser single está de moda. Ante los sucesivos fracasos sentimentales muchas personas se aferran a su soltería como la forma de vida ideal, sin compromisos, sin discusiones, sin responsabilidades y sin celos, pero ¿también sin amor? Convendría dejar bien clara la diferencia entre no tener pareja y no tener amor, porque son dos situaciones que no siempre van de la mano. En cualquier caso, hombres y mujeres se toman la soltería de distinta manera, aunque pocos son los singles que no reivindican su estado y que confiesan estar deseando encontrar una pareja.

Qué necesitan los hombres para ser felices

Frente a la imagen del tipo duro, feliz de estar sin pareja, que no desea comprometerse ni encadenarse a la convivencia con una mujer, se impone una realidad muy diferente. Al menos así se desprende de un estudio sobre la ilusión realizado por Cofidis. Para los solteros, encontrar una pareja es su segunda prioridad, mientras que las mujeres solteras colocan esa ilusión de encontrar pareja en el puesto 23.

Parece entonces que los hombres están más necesitados de amor que nosotras y que ese escepticismo que derrochan frente a la idea de una pareja estable es más una pose para esconder sus inseguridades que su deseo real. Tal vez es que no son tan capaces de disfrutar de la soltería porque la identifican con la soledad, o quizás es que no pueden mantener otro tipo de relaciones sin compromiso sin que aparezca su sentido de la posesión.

Qué necesitan las mujeres para ser felices

Sea como sea, lo que está claro es que las mujeres solteras son mucho más independientes emocionalmente que los hombres, y aquellas que encuentran el equilibrio cubriendo sus necesidades afectivas a base de amigos y de relaciones sexuales esporádicas no desean embarcarse de nuevo en una relación de pareja donde el sacrificio es una constante.

Por eso las mujeres tienen otras prioridades en la vida para ser felices, prioridades que se encuentran en el ámbito profesional, en el de las relaciones sociales, la familia y en el desarrollo personal. Porque ser soltera no es sinónimo de estar sola, al contrario, es una situación ideal para encontrar nuevos amigos y disfrutar plenamente de los que ya tienes.

No falta quien atribuye la falta de pareja de la mujer soltera a una excesiva exigencia en cuanto a sus gustos masculinos. Algo que tampoco nos extraña en un mundo donde se exige a la mujer que sea todo terreno, buena madre, profesional competente, eficaz ama de casa, mejor amiga e hija modelo. Y todo eso hay que conseguirlo sin grandes desequilibrios emocionales. ¿No podemos exigir a los hombres el mismo esfuerzo?

Laura Sánchez  •  martes, 19 de febrero de 2013

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • GFGH
    GFGH

    16/06/2016 16:40

    No. Feminazi. No.

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x