Apodos y motes cariñosos y divertidos para usar con tu pareja

¿Cómo llamas a tu pareja en la intimidad?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 ¿Cuáles son los mejores apodos para usar con tu pareja?

Puede que te salga de dentro por esa tontería que nos entra cuando nos enamoramos y comenzamos una nueva relación. O puede que estés buscando los apodos y motes cariñosos y divertidos para usar con tu pareja porque te apetece encontrar esa forma especial e íntima de nombrarle y estrechar el vínculo. O tal vez es que nos comportamos como niños cuando nos enamoramos y necesitas dejar salir tu niño o niña interior. Sea como sea, ¿cómo vas a llamar a tu pareja a partir de ahora?

Recomendaciones para usar apodos con tu pareja

Cuando elijas un apodo o mote para usar con pareja, lee el prospecto, por favor. Hay que usarlos con precaución y tienes que tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de elegir el nuevo apodos.

+ Nunca, nunca, pero nunca utilices ese apodo en público, a no ser que se trate del clásico "cariño" o "amor". Y aun así, es mejor dejar los apodos para vuestra intimidad.

+ Elige el apodo en función de la personalidad de tu pareja y procura que no sea ofensivo o despectivo. Aunque a ti no le parezca, aunque tú no lo hagas con esa intención, el típico "gordi" puede molestar bastante.

+ Algunas personas son alérgicas al romanticismo y también al tremendismo amoroso que nos han inculcado. Un "mi vida" o "mi alma" pueden estar bien para una canción de copla, pero puede que a tu pareja le suene exagerado.

+ Si ves que tu pareja no está muy conforme con el apodo elegido, recuerda que todos tenemos un nombre y que está para que lo usen. No te empeñes en llamar a tu pareja con un apodo cariñoso si no se siente cómoda.

+ El uso de apodos favorece la unión en pareja si se usan adecuadamente. En caso contrario puede tener algunos efectos secundarios en forma de discusiones de pareja. ¡No me llames así!

Apodos divertidos y especiales para tu pareja

Los apodos más cariñosos y divertidos para tu pareja

Si te han quedado claras las recomendaciones y precauciones a la hora de usar apodos en pareja, es el momento de buscar el mejor. ¡Vamos allá!

+ Puedes recurrir a los clásicos como "amore", "bebé" o los anglicismos "baby" o "honey" (que la RAE nos perdone). No son ofensivos y muestran una complicidad en pareja ideal.

+ Hay parejas que utilizan animales o diminutivos de animales como "abejita", "colibrí", "pulgui", "gusanito", "topito" o el más erótico festivo "tigre" o "tigresa". Y el "conejito" sobre el que no vamos a hacer ningún comentario. Tienes todo un mundo de naturaleza para elegir.

+ Los alimentos son otra fuente de inspiración para apodos y motes en pareja. Del mítico "bombón" o "bomboncito", puedes tirar de creación gastronómica para llamar a tu pareja "terrón de azúcar", "bizcochito", "pastelito", "fresita" o "caramelito". ¿Demasiado azúcar?

+ Cuidado con esos motes que hacen referencia al tamaño como "peque", "chiqui", "bolita", "canijo", "flaquita" o ese mítico "gordi", tan usados por unos como repudiado por otros.

+ No estamos muy seguros de en qué categoría encuadrar algunos apodos que hemos escuchado y nos han puesto los pelos de punta, pero si te gustan... Ahí van: "Sabrosura", "regalito", "pimpollo", "monete", "gusiluz", "almohadita" o "chichipán"... ¿Qué te parecen?

+ Y una última opción, la de apodos que no sabes muy bien si son cariñosos, divertidos o una indirecta. "Cacahuete", "bicho", "chatunga", "culete", "pelusilla" o "ratita".

Recuerda, piensa en tu pareja a la hora de llamarle con alguno de estos nombres y nunca utilices un apodo en una discusión de pareja o en una conversación seria. Y, sobre todo, procura que a tu pareja le encante que le llames así.

No te olvides de visitar nuestra categoría de pareja para resolver todas tus dudas sobre tu relación amorosa.¡Toma nota de los consejos!