El peligro de hacerse demasiadas ilusiones en el amor

La ilusión es un motor muy poderoso en las relaciones de pareja, pero a veces hay que frenarlo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Cómo evitar las falsas ilusiones en las relaciones?

No lo puedes evitar. Conoces a un chico, te gusta, tú le gustas, te enamoras, él se enamora y comenzáis una relación de pareja con toda la ilusión del mundo y con la sensación de que esta vez has encontrado el amor verdadero. Pero, ¿cuántas veces has encontrado el amor verdadero? Y lo que es más importante: ¿Qué ha pasado con todas esas ilusiones que te habías hecho? Si revisas tu historial sentimental te darás cuenta del peligro que tiene hacerse demasiadas ilusiones en el amor. ¡Cuidado!

La necesidad de las ilusiones en el amor

No te equivoques. Lejos de nuestra intención está el convertirnos en unas escépticas y frenar nuestras ilusiones cuando empezamos una nueva relación. Necesitamos las ilusiones, en el amor y en la vida en general porque es lo que nos hace seguir adelante. Igual que necesitamos soñar en grande, también necesitamos ilusionarnos a lo grande.

Que levante la mano la que no se ha visualizado viviendo una fabulosa historia de amor cuando se enamora, la que no ha pensado en un futuro juntos, la que no se ha visto compartiendo casa, planes, vacaciones y tal vez familia con su recién estrenada pareja, la que no ha pensado que ese hombre es el hombre ideal.

Porque cuando te enamoras te ilusionas. Y eso hay que aprovecharlo. Hay que aprovechar esa ilusión que funciona como un motor vital, que te hace estar más guapa, más enérgica, que te sube la autoestima, que te hace seguir adelante con una sonrisa, que consigue que recuperes la fe en el futuro. Un futuro feliz.

Cuidado con las ilusiones en el amor

El peligro de hacerse demasiadas ilusiones

Hay un "pero" en esto de las ilusiones. Las ilusiones y la ceguera del amor forman un cóctel explosivo. Y tarde o temprano explotará seguro. Así que vamos a tener cuidado. Porque ese hombre ideal puede que no resulte tan ideal. Porque puede que las ilusiones que tú te estás haciendo no coincidan del todo con las suyas.

Y, ¿qué pasa cuando se rompen tus ilusiones en el amor? Que se quedan durante mucho tiempo en el suelo, como cristales rotos con los que te cortas y te hieres cada vez que los pisas. Es el desamor, son las ilusiones rotas, es la decepción amorosa que te puede llevar a una depresión si no consigues deshacerte de ello de forma saludable.

Tan peligrosas son las ilusiones en el amor que pueden llevarte a la apatía, a dejar de creer en la vida, a dejar de creer en el amor, a dejar de creer en ti misma. Así que cuidado con las ilusiones. No. No te estamos pidiendo que no te ilusiones, te estamos pidiendo que te ilusiones con medida. ¿Se puede hacer eso?

Hasta ahora nosotras no hemos podido hacerlo, pero cuenta la leyenda que hay personas capaces de encontrar el equilibrio en las ilusiones. Así que tenemos que intentarlo una vez más. Disfrutar de ese nuevo amor con ilusión, pero sin expectativas. Disfrutar el ahora sin pensar en el mañana. ¿Será posible? No perdemos nada por intentarlo, solo podemos ganar.