Carta de amor para confesar que eres infiel

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nunca sabemos cuál es la mejor forma de romper una relación, cómo hacerlo causando el mínimo daño. Y lo mismo ocurre cuando tenemos que hacer una confesión importante que, probablemente ponga fin a esa relación.

Hablamos de confesar una infidelidad, un asunto que se convierte en algo muy doloroso porque entran en juego aspectos como el engaño, la traición, la inseguridad e incluso la falta de autoestima. ¿Cuál es la mejor manera de confesar una infidelidad? En realidad, siempre se ha sabido que la mejor opción es no confesarlo.

Pero si te sientes tan culpable por serle infiel a tu novio y necesitas confesarlo pero no te atreves a hacerlo cara a cara, siempre te quedará el recurso de hacerlo en una carta de amor. Nosotras escribimos por ti esa carta de amor para confesar que eres infiel.

Ejemplo de carta de amor para confesar que eres infiel

Hola, cariño:

Tal vez no te sorprenda demasiado recibir esta carta de amor, en vista de lo silenciosa que estado las últimas semanas. Evidentemente algo que rondaba en la cabeza, estaba pensando cómo decirte algo importante y no sabía cómo hacerlo. Al final, me he decantado por escribírtelo en esta carta y que puedas enterarte de todo sin llantos y sin interrupciones.

Resulta que esta carta de amor es más que nada una confesión. Y quiero hacerte esta confesión porque no me parece justo mantenerte en la ignorancia de lo que está ocurriendo. Porque sobre todo, no es mi intención hacerte daño, ni que sufras. No creas que puedo dejar de quererte de la noche a la mañana.

Y la vedad es que te quiero, pero hay otro hombre. No me preguntes cómo ha pasado porque no lo sé. Solo sé que apareció un buen día en mi vida y lo que empezó siendo una aventura inocente se convirtió en una necesidad. Tal vez sea la novedad, tal vez sea ese componente prohibido, pero la verdad es que necesito estar con él.

Sé que, llegados a este punto, no tengo derecho a decirte algunas cosas. Como por ejemplo que te sigo queriendo con locura. Pero es la verdad. Te quiero, aunque ahora lo mismo lo que más deseo es poner fin a nuestra relación de la forma más amistosa posible y empezar una nueva vida.

Lo siento, cariño.