Carta de amor para proponer convivencia: un paso más en la relación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

pídele que viva contigo con una carta de amor

Aunque cada pareja establece sus propios límites y su particular forma de hacer las cosas, lo más habitual es que, antes o después, acabéis por iros a vivir juntos. Elegir ese momento de empezar una convivencia es un punto de inflexión que puede marcar el futuro de la relación.

Pero si elegir el momento de iros a vivir juntos es complicado y, a veces, viene motivado por factores externos que nada tienen que ver con el amor, más complicado es abordar el tema de la convivencia. ¿Cómo surge esa conversación que termina con la decisión de vivir juntos?

Nosotras podemos decir cualquier cosa en una carta de amor, porque así podemos elegir las palabras adecuadas, sin interrupciones y entregarla en el mejor momento. Así que hemos escrito esa carta de amor para proponer convivencia.

Ejemplo de carta de amor para proponer convivencia

Hola, mi amor:

Supongo que te sorprenderá un poco recibir esta carta de amor y tal vez te preguntes qué es eso que te quiero decir que no puedo hacerlo cara a cara. Pues la verdad es que quiero decirte que te quiero, pero para eso no necesito escribirte esta carta, ya sabes que te lo digo cada día. Hay algo más que quiero decirte, quiero hacerte una proposición.

Tranquilo, porque no voy a proponerte matrimonio. Pero sí te propongo dar un paso más en nuestra relación. Una relación que creo que va por el buen camino, porque contamos con amor, con pasión, con comprensión y con complicidad. Y tal vez sea hora de estrechar un poco más ese vínculo de amor.

Por eso me gustaría que un día de estos tuviéramos una conversación, si quieres delicada, porque no deja de ser remover los cimientos de nuestra relación. Personalmente me gustaría dar un paso más, me gustaría compartir contigo no solo mis ratos libres, también mis noches, mis sueños, mis pesadillas y mis despertares.

Me encantaría tenerte más cerca todo el tiempo; la verdad es que me encantaría vivir juntos. Pero no quiero que te sientas presionado, y por eso te escribo la proposición en esta carta. Léela, reflexiona y tómate el tiempo que necesites. Dame una respuesta cuando quieras.

Espero esa respuesta.