¡Doble cariño! Frases de amor para tu hermana gemela

María Cuevas

Mucho más que ser hermanas significa ser gemelas. Haber nacido juntas y haber pasado la vida juntas es realmente una filosofía de vida. No harás nada sin pensar en ella ni ella sin pensar en ti. Muchas veces no hará falta preguntar la opinión porque con una mirada ya hay una respuesta. Dedícale unas bonitas frases de amor a tu hermana gemela a la que tanto quieres.

Puedes sentirte una de las personas más afortunadas del mundo: te tocó la lotería al nacer. Tener una hermana gemela es un regalo de la vida pues ella te quiere, te ayuda, te entiende mejor que nadie porque vive lo mismo que tú y te protege. Aprovecha este sentimiento de hermanas tan especial y dedícale unas bonitas frases de amor.

Palabras de amor entre hermanas gemelas

Muy pocos pueden entender la fortaleza del sentimiento de ser gemela, algo con lo que has crecido desde tu primer día de vida, que has interiorizado y que te hace comprender la vida de manera distinta; un lazo tan fuerte que hace de las gemelas personas inseparables: “Somos gemelas pero tenemos nuestras diferencias que nos hacen únicas, nos complementan en nuestra relación de hermanas y también nos hacen compartir momentos muy felices juntas. Quiero que sepas que te quiero mucho y que siempre te querré, no importa lo que pase, la fortaleza de nuestra unión siempre estará viva”.

Es bueno tener una vida diferente a la de tu hermana: amistades, trabajo y aficiones distintas. No pasa nada por llevar una vida diferente o separadas pues un fuerte vinculo de amor jamás o podrá desunir, algo tan fuerte que hará de ella tu principal persona de confianza con la que reír y en la que apoyarte ante las dificultades: “Tanto tú como yo tenemos nuestras propias amistades pero quiero que sepas que además de mi hermana te considero como una de mis mejores amigas porque solamente tú me sabes comprender a la perfección y me has acompañado toda mi vida, por lo que nadie mejor que tú podrá comprenderme y consolarme. Gracias por ser quien eres, no puedo estar más feliz de tenerte a mi lado”.

Precisamente porque lleváis toda la vida juntas, nadie mejor que tu hermana podrá aconsejarte y protegerte. Ella te conoce en profundidad y sabe lo que necesitas o lo que te conviene. Apóyate en ella para todo, es una fortuna que muy pocos tienen: “No tengo miedo de tomar decisiones y equivocarme porque cuento con una gran hermana que siempre me brinda su apoyo, comprensión y sobre todo su amor, que me conoce desde antes de nacer y muchas veces sabe quién soy mejor que yo”.