Frases de amor para una hija: la alegría de ver crecer a tu pequeña

María Fernández

Porque lo darías todo ella; tu hija es la persona más importante de tu mundo. Puedes enamorarte de un hombre y querer a un amigo, pero nunca sentirás algo tan puro e intenso como el amor por tu hija. Demuestra ese cariño tan universal con las mejores frases de amor para una hija.

Ya lo decía Carola Gowland: “Inundaste de luz mi vida con sólo mirarme a los ojos, minutos después de nacer. Llenaste mi casa con tu risa de niña. Alegras mi crepúsculo con una simple llamada. Gracias por compartir conmigo tu mundo”. El vínculo con tu hija va más allá de las palabras y los consejos. Sufres sus penas y celebras sus alegrías como si fueran tuyas.

Te gustaría tenerla siempre cerca, pero es importante que aprendas a ser su guía sin coartar su libertad. “Deje caminar a su hijo por donde la estrella le llama" (Miguel de Cervantes, escritor español). Solamente tu hija puede decidir sus pasos, aunque a veces sean erróneos. Será en el momento de la derrota cuando sea tu responsabilidad estar a su lado.

Ningún sacrificio es demasiado grande si lo haces por tu hija. Ni las palabras necias, ni los malos gestos te hacen cambiar el amor que por ella sientes. “Una hija es compañera, amiga y confidente de su madre, y el objeto de un encanto parecido al amor entre ángeles, para su padre” (Richard Steele, escritor irlandés).

Las mejores frases de amor para mi hija

Cuando quieras darte cuenta, tu hija ya se habrá convertido en toda una mujer. “Estas son mis hijas, pero ¡a dónde se han idos mis pequeñas!” (Phyllis McGinley, poeta estadounidense). Aquella que un día descansaba en tus abrazos y a la que te pasabas horas mirando mientras dormía tranquila, ahora ya es capaz de vivir por si misma. Sin embargo, no temas porque nunca dejará de apoyarse en su madre, su amiga más incondicional.

“No hay afecto tan puramente angelical como el de un padre por su hija. En el amor a su esposa, hay deseo; a sus hijos varones, ambición, pero en el amor a sus hijas hay un sentimiento imposible de expresar con palabras” (Joseph Addison, escritor inglés). Una hija establece con su madre una relación especial pero le ocurre lo mismo, o incluso más intensamente, con su padre.

Si lo dice un sabio griego como Eurípides, será por algo: “Para un hombre en el ocaso de su vida, no hay nadie más amado que su hija”. Cuando hacemos balance de lo importante y valoramos lo que ha valido la pena, los hijos resultan ser uno de nuestros triunfos vitales de los que más orgullo sentimos.

Puedes leer más artículos similares a Frases de amor para una hija: la alegría de ver crecer a tu pequeña, en la categoría de Frases de amor en Diario Femenino.