Las 10 mejores frases de amor de Bécquer

María Cuevas

Todos hemos vivido con amor y pasión la obra del poeta español, todos hemos recitado sus versos y nos hemos sumergido en nuestra cara más romántica gracias a Bécquer. Dedica, como en los tiempos de juventud, a tu pareja, 10 frases románticas de la poesía de Bécquer.

Las mejores frases románticas de Gustavo Adolfo Bécquer

1 'La soledad es el imperio de la conciencia'. Una frase de amor que es necesaria para saber dónde radica nuestro pensamiento y corazón en una misma dirección. 

2 'El alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada'. Porque nada es más bello que el amor entre dos personas que no pueden dejar de besarse. 

3 'El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo'. La felicidad es estar enamorado y flotando en el suelo. 

4 'Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú a donde va?'. A todos nos ha pasado, no saber dónde va el amor perdido. 

5 'Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía'. La poesía es tan linda que el amor estará siempre presente. 

6 'Mi cerebro es el caos, mis ojos la destrucción, mi esencia la nada'. El amor es tan puro y tan necesario que el sentimiento siempre permanece entre dos personas. 

7 'La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo'. El amor es tan lindo, que las personas enamoradas están deseando salir adelante y decirlo continuamente. 

8 'El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo'. Porque el amor lo es todo.  

9 'Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso... ¡Yo no sé que te diera por un beso!'. Porque los labios del ser amado son el mayor premio para la persona enamorada. 

10 'Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse por un instante el mar, podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal... ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás podrá apagarse en mi la llama de tu amor'. ¡Pero qué bonito es estar enamorado!