La historia de amor de Felipe y Letizia: un amor 'real'

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los príncipes también ven la televisión, como cualquier mortal. Y gracias a esta costumbre plebeya de sentarse a cenar con el televisor encendido, surgió esta historia de amor real. Felipe de Borbón era el príncipe de Asturias y posó su mirada, como el resto de los españoles, en la atractiva presentadora del noticiario, Letizia Ortiz, que casualmente era asturiana. Y así, entre cena y cena, comenzó la historia de amor de Felipe y Letizia.

El amor de un príncipe

Algunos dicen que fue Felipe el que preparó todo para conocer a Letizia. Otros dicen que fue el destino el que los unió en una cena que daba un amigo común. El caso es que se conocieron, se sonrieron y se gustaron como cualquier mortal. Y a partir de ahí, empezaron una historia de amor que mantuvieron en secreto todo el tiempo que les fue posible.

El motivo de llevar en el más absoluto secreto su amor se debió a las experiencias previas del príncipe. En su vida sentimental, el príncipe Felipe siempre había mantenido la tendencia de no mirar la sangre de su enamorada y su naturalidad a la hora de gestionar sus relaciones había acabo con rupturas amargas. Pero en esta ocasión, no estaba dispuesto a renunciar a Letizia, así que ideo una estrategia secreta, rápida y contundente.

Los recelos de Felipe sobre su relación estaban bien fundados. Pero por primera vez supo cómo gestionarlo para que nadie pudiera oponerse a su amor. Y es que las críticas eran muchas. Porque Letizia no era de sangre real, porque además era periodista, porque estaba divorciada, porque incluso sus padres estaban divorciados...asuntos mundanos que no deberían formar parte de una casa real, según los moralistas.

La historia de amor del príncipe y la periodista

Así que Felipe no dio opción. Ni a los medios, ni a sus padres. Antes de que el secreto de su relación con la presentadora de los informativos saliera a la luz, Felipe comunicó su decisión a sus padres y éstos emitieron el comunicado oficial de su compromiso. Todo rápido, todo eficaz, todo muy profesional, todo rodeado de una frialdad que deslució un tanto esta historia de amor a pesar de todo.

Y desde entonces han pasado 10 años de amor. El amor de Felipe y Letizia que ha sido puesto en entredicho durante todo este tiempo, analizando miradas, gestos, apariciones y desapariciones. Criticando posturas, frases y hasta atuendos. 10 años en los que aún se sigue sospechando que su miradas cómplices y sus manos entrelazadas son puro marketing. La verdad nunca la sabremos. Pero como prueba de su amor, de su relación, como prueba de que, al fin y al cabo, son un gran equipo, están sus dos adorables niñas, Leonor y Sofía.

Puedes leer más artículos similares a La historia de amor de Felipe y Letizia: un amor 'real', en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.