Historia de amor de Papá Noel: una historia de ilusión en Navidad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nuria esperaba cada año con nervios, con ilusión y urgencia la llegada de Papá Noel. Pero Nuria no era una niña, hacía tiempo que había pasado los 30 y hacía unos cinco años que había empezado a vivir una particular historia de amor con Papá Noel. Después de la cena de Nochebuena en familia, Nuria corría a su apartamento para que Papá Noel la encontrase dormida.

Descubriendo a Papá Noel

La primera vez ocurrió en aquellas Navidades hace ya cinco o seis años, cuando Nuria había decidido no celebrarlas. La Navidad le resultaba un tormento hipócrita y las reuniones familiares le parecían del todo insoportables. Tomó la decisión. Si no creía en la Navidad no tenía por qué sumarse a la celebración.

Así que se quedó en casa aquella Nochebuena. Cenó pimientos y patatas fritas, leyó durante un rato y se fue a la cama como un día cualquiera. Se despertó pasada la media noche con un inmenso placer. Alguien la estaba despertando con caricias y besos, alguien la estaba despertando, en toda la extensión de la palabra, porque nunca jamás se piel había reaccionado así.

Curiosamente no tuvo miedo de ese alguien. La razón le decía que podía ser un intruso que había entrado a robar y que la haría daño. Pero había un toque de bondad en los dedos de aquél hombre que la mantenían tranquila, a salvo, segura. Y feliz. Supo que era Papá Noel a la mañana siguiente cuando al despertar se encontró sobre la almohada un regalo y una nota.

La nota decía: "¿No crees en la Navidad? . La Navidad es tan especial como tú". Fue entonces cuando recordó la noche de pasión que había tenido, con un desconocido, con barba, eso sí, pero con un cuerpo que en nada se parecía a la imagen que Nuria tenía de Santa Claus.

Historia de amor con Papá Noel

Desde aquella Nochebuena, Nuria empezó a creer en la Navidad, en la magia de la Navidad y se propuso contagiar su ilusión a los demás. El cambio de actitud en Nuria era más que evidente, pero ella no le contaba a nadie su secreto de amor. Nadie la creería. Se limitaba a disfrutar de la cena de Nochebuena en familia, luego salía corriendo y se quedaba dormida hasta que llegaba Papá Noel.

Papá Noel acudía cada año, fiel a su cita de amor con Nuria, tal vez porque quería que ella siguiera creyendo en la Navidad o tal vez porque se había convertido en su propia ilusión. El encuentro anual con Nuria era lo que impulsaba a Papá Noel a seguir haciendo su trabajo, en un mundo en el que cada vez menos gente creía en él.

Así se fue forjando esta historia de amor navideño, a base de ilusiones, de regalos, de sueños y de pasión. Pero también a base de complicidad y apoyo, que no puede faltar en ninguna historia de amor. Porque Papá Noel mantenía viva la ilusión de Nuria por la Navidad, mientras que Nuria mantenía el sentido y la esencia del propio Papá Noel.

Puedes leer más artículos similares a Historia de amor de Papá Noel: una historia de ilusión en Navidad, en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.