La historia de amor de una madre por su bebé que ha dado la vuelta al mundo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay historias de amor cuya magia reside en su secretismo, historias que solo conocen los dos enamorados. Sin embargo, hay otras que no solo se hacen públicas sino que , gracias a Internet, dan la vuelta al mundo emocionando y conmocionando al mundo entero. Y esto es lo que ha ocurrido con esta historia de amor entre una madre y su bebé prematuro.

El amor vence al destino

Era evidente que algo iba mal, porque Lindsay dio a luz tres meses y medio antes de lo esperado. Pero ella siempre supo que lo conseguirían. El amor que sentía por su bebé empezó en el momento en que sintió su corazón y no iba a permitir que el destino los separara. Si algo estaba escrito era que ella tendría a su bebé. Y, efectivamente, lo tuvo.

Tuvo un bebé que apenas pesaba 700 gramos con todas las complicaciones médicas que ello puede acarrear. Había nacido un bebé, su bebé, sin estar del todo desarrollado y le correspondía a ella y al equipo médico completar el desarrollo del pequeño. El equipo médico lo haría con todos los avances médicos disponibles y Lindsay lo haría con el tratamiento más eficaz, que es el amor de una madre.

Fueron 107 días en el hospital, con su bebé, Ward Miles, sometido a duros tratamientos médicos. Pero cada día tenía el amor de su madre, cada día podía refugiarse, aunque solo fuera unos minutos, en los brazos de su madre. Y el pequeño podía escuchar aquel corazón de Lindsay que latía por él. Y así conseguía fuerzas para superar un día más.

El milagro del amor

El pequeño sabía que no estaba solo. Sabía que tenía el amor tenaz de su madre y ambos estaban arropados por la mirada cómplice de su padre, que captaba cada gesto, cada caricia, cada mirada, en un vídeo que ha dado la vuelta al mundo. Y mientras veía sus grabaciones, su padre también sabía que lo conseguirían. Le bastaba con ver el brillo en los ojos de Lindsay cuando miraba a su bebé para saber que todo saldría bien.

Y fue duro y difícil. Y había quien creía que no podría ser. Y finalmente fue un milagro a manos del amor. Y el padre Ward Miles, sabiendo que estaba presenciando un auténtico milagro siguió grabando con su cámara al bebé y a la madre. Y siguió grabando cuando por fin llevaron al bebé a casa y empezaron a vivir como una familia. Pero no como una familia normal, porque esta familia es especial.

El vídeo de Ward Miles ha dado la vuelta al mundo y en cada vista una persona se emociona, se conmueve, llora. Porque es inevitable no sentirse pequeño ante la grandeza de un milagro como el que hemos podido presenciar. Y porque al final, pudiera suceder que el amor sí lo puede todo.

Puedes leer más artículos similares a La historia de amor de una madre por su bebé que ha dado la vuelta al mundo, en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.