Aprende a pasar página y a salir de las dificultades amorosas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sabemos por experiencia que las relaciones de pareja se rompen y que no hace falta llegar a tener una relación para sufrir por amor. Como sufridoras natas, nos hemos propuesto aprovecharnos de nuestra experiencia para aprender a pasar página y a salir de las dificultades amorosas más rápidamente. Sufriendo en la misma intensidad, pero menos tiempo.

Cómo salir de las dificultades amorosas más rápidamente

Es evidente que no eliges bien a los hombres, pero tampoco es algo por lo que debas fustigarte. Nos pasa a todas. Y ahí seguimos enamorándonos como tontas de cualquier cretino que se nos presente con traje de galán fantástico. El drama lo tenemos asegurado y, en contra de lo que pudiera parecer, cada día nos cuesta más pasar página.

No vamos a consentir más esta situación. Una cosa es que llevemos el dramatismo sentimental en nuestras venas y otra cosa es que nos cueste superar un desengaño meses y meses. Tenemos un plan de actuación. Ese hombre que ya no te quiere no merece la pena. Esta obviedad es la que tienes que retener en tu cabeza. No merece la pena por la sencilla razón de que es un inútil que no se ha dado cuenta de lo estupenda que eres.

A partir de aquí, vale cualquier sesión de drama que quieras montar. Emborracharte con tus amigas, meter en el congelador un papel con su nombre, quemar ese papel una semana después o pasearte por las camas de cuantos hombres aparezcan en Tinder hasta que aparezca uno que te borre de la mente la imagen de ese tipo que quieres olvidar.

Puede que no funcione. Porque el amor es así de caprichoso. Puede que a pesar de saber que ese hombre no te conviene, que además ni siquiera quieres algo serio con él, no se te vaya de la cabeza y no puedas pasar página. El único remedio es aprender a reírte de ti misma y de tu dramática situación sentimental. Y lo más importante, no pares de conocer hombres que borren el recuerdo del anterior.