Cómo saber si merece la pena un hombre

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo saber si un hombre merece la pena

No pasa nada porque nuestra vida sentimental sea una especie de investigación científica con ensayo/error pero nunca con resultado de eureka. Las experiencias sentimentales fallidas también nos enriquecen como personas, aunque algún día estaría bien acertar con el hombre indicado. Pero, ¿Cómo saber si merece la pena un hombre?

Pruebas para saber si un hombre merece la pena

No estaría mal que alguien inventara un test fiable para poder poner nota a cuantos ejemplares masculinos se cruzan en nuestra vida. Porque los ejemplares masculinos son seres inquietantes que generan mucha confusión, algunos hasta directamente nos engañan.

Para que esto no ocurra, para que no nos sintamos estafadas por un moreno/rubio, pelirrojo/calvo que se presentaba como encantador y se despedía como un sapo, tenemos algunas pruebas que nos indicarán si merece la pena un hombre.

1 La prueba de papá. Cuando sales con alguien antes o después tendrás que presentárselo a tus padres. A pesar de que la situación te resulte incómoda, no la retrases, porque será un indicativo perfecto para saber si ese hombre merece la pena. Es la prueba de fuego. Si a tu padre le cae bien ese chico, no lo dudes ni un segundo: no merece la pena.

2 La prueba de las amigas. Un hombre que merezca la pena le tiene que caer bien a tus amigas. Y ellas a él, pero sin grandes confianzas, sin convertirse en su nuevo mejor amigo o en el alma de las fiestas. El hombre que merece la pena sabe que tú necesitas pasar tiempo con tus amigas sin que él esté presente, pero no pone ningún problema para estar con vosotras durante un momento.

3 La prueba del domingo. Los domingos son un escollo para toda relación de pareja que esté en sus inicios. Manta y peli, palomitas y chocolate, arrumacos en el sofá, fútbol, comidas familiares....son tantas las posibilidades de pasar una aburrida tarde de domingo en pareja que las discusiones son casi inevitables. Si hagáis lo que hagáis has empezado a mirar los domingos con otros ojos, con una visión más positiva, es que ese hombre merece la pena.

4 La prueba de la menstruación. Tienes la regla y le avisas por si esa noche prefiere no pasarla en tu casa. Tú tienes la regla, tú lanzas la pelota a su tejado. El chico que no merece la pena te dirá que bien, que querrás estar sola y que mañana te llama. El chico que merece la pena te dirá que bastante poco le importa a él que tengas la regla si lo único que quiere es pasar la noche abrazado a ti. 10 puntos.