Compatibilidad de los signos de fuego según el horóscopo

¿Con quién se lleva mejor Aries, Leo y Sagitario?

María Fernández

A lo largo de tu vida habrás intentado descubrir en dónde reside el secreto de las relaciones humanas. Posiblemente alguna vez te has planteado por qué con algunas personas sientes más química, mientras que otras te producen rechazo. ¿Has podido pensar que podría ser porque vuestros signos del zodiaco son compatibles?

En el zodiaco existen cuatro elementos que se relacionan entre sí con más o menos afinidad. Se tratan del agua, el aire, la tierra y el fuego. En esta ocasión, nos centramos en analizar la compatibilidad general de aquellos signos que corresponden con el elemento fuego, es decir; Aries, Leo y Sagitario. Presta atención al horóscopo para descubrir con quién eres más compatible.

Compatibilidad de los signos de fuego

- Compatibilidad fuego-fuego. Los signos de fuego son muy intensos y hay gente que no soporta tanto apasionamiento como el que desprenden. Los Aries, Leo y Sagitario suelen tener arrebatos y se dejan guiar por lo que sienten y les apetece en el momento, por lo que nada mejor que otro signo de fuego para lograr una mayor compatibilidad. Los signos de fuego pueden llegar a ser muy amigos entre ellos, pero si llegan a vivir demasiado juntos podrían sufrir ciertos choques. Es habitual, por ejemplo, que si una madre y un hijo comparten este elemento, las chispas salten fácilmente.

- Compatibilidad fuego-tierra. Sin embargo, con aquellos con los que los signos de fuego tienen más posibilidades para forjar una relación sólida es con los signos de Tierra, es decir, con Tauro, Virgo o Capricornio ya que les aportan estabilidad y sustento.

- Compatibilidad fuego-agua. Los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) no son demasiado afines porque no entienden la personalidad de los fuego.

- Compatibilidad fuego-aire. Sin embargo, con los Aire (Géminis, Libra y Acuario), aunque en un primer momento pueden no parecer la pareja del año, con el tiempo pueden ir creando un vínculo fuerte en el que no falta la diversión y el amor.