Felicitaciones de San Valentín: las mejores formas de decir te quiero

Las felicitaciones más románticas para celebrar el 14 de febrero

Teresa Guerra

Cualquier día es bueno para decir 'te quiero' a la persona que amas y no hay que dejar pasar la ocasión de recordárselo. Pero si hay un día en el que es especialmente importante compartir un mensaje de amor, es en San Valentín.

Además de los tradicionales regalos, como una cena romántica o un conjunto de lencería sexy, puedes apostar por un detalle especial hecho desde el corazón. Para ello te proponemos algunas felicitaciones románticas de San Valentín para compartir con tu pareja.

Felicitaciones románticas para San Valentín

Las felicitaciones de San Valentín sirven para enviar un detalle personalizado y único a tu novio. Por ejemplo, puedes buscar una bonita tarjeta y escribir un mensaje romántico como 'Hagamos un trato: yo no te voy a decir que te quiero, porque sonaría falso. Te lo voy a demostrar con hechos el resto de mi vida' o 'Te amo tanto que festejaría cada hora, cada instante, cada momento que comparto contigo. Regálame más días de San Valentín contigo, ¡te quiero!'.

También puedes elegir una frase divertida para felicitar esta ocasión como: 'Eres el primero en Google al buscar mi corazón” o bien 'Desde que te conocí, has vivido en mi corazón sin pagar alquiler'. Son pequeñas frases divertidas que pueden servir tanto para una relación larga en la que hay confianza como para una relación sin un compromiso serio.

Otra forma de felicitar el 14 de febrero a tu pareja es elaborar un montaje de fotografías vuestras, acompañado de una pequeña dedicatoria personalizada. Si no se te ocurre una felicitación original, no dudes en recurrir a clásicos como 'Te quiero no por lo que eres, sino por lo que soy yo cuando estoy contigo”, 'El amor verdadero no tiene final feliz. El amor verdadero no tiene final' o 'No tienes que prometerme la Luna, me bastaría si sólo te sentaras conmigo debajo de ella'. Con cualquiera de estas felicitaciones te asegurarás de que sea un San Valentín inolvidable.