Ideas para sorprender a tu chico durante este San Valentín

Te será difícil escoger solo una idea para dejar a tu pareja con la boca abierta

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Son muchas las parejas que deciden no celebrar el día de San Valentín pero, ¿a quién no le gusta recibir una bonita sorpresa de vez en cuando? Y, para hacerla, no tienes por qué gastarte demasiado dinero en ella… Todo irá en función de vuestras necesidades, tu economía y lo que te quieras gastar en el Día de los Enamorados. 

Sea como sea, si todavía no tienes ni idea de qué hacer el día 14 de febrero, ¡no te preocupes! En Diario Femenino vamos a echarte una mano con algunas ideas para sorprender a tu chico durante este San Valentín y conseguir que se quede boquiabierto. ¡Seguro que recordará tu sorpresa para siempre! 

Las mejores sorpresas de San Valentín para tu chico 

Existen numerosas sorpresas que puedes llevar a cabo y, como decíamos, todo dependerá del dinero que te quieras gastar. Las hay de las más económicas a las más baratas pasando por las que no necesitas gastarte nada de dinero. ¡Tú decides! 

+ Desayuno en la cama

Empezar el día con un riquísimo desayuno con los productos que más os gustan es, sin duda, la mejor de las sorpresas. Da igual que se tenga que ir a trabajar, procura despertarte un poquito antes que él para tenerlo todo preparado y disfrutar juntos de una primera comida del día que recordaréis hasta por la noche. 

Tienes dos opciones: bien puedes llevárselo a la cama para sorprenderle todavía más, o esperar en la mesa con todo tipo de alimentos. café, zumo, bollería, tostadas… Repetimos: lo ideal es que escojas aquello que más os guste a los dos. ¿Y si además le das su regalo junto al desayuno? Puede ser desde una tarjeta, hasta una foto vuestra, ¡o incluso una bonita carta de amor

+ Mensajes por toda la casa

Un clásico que nunca falla es dejar mensajes de amor por toda vuestra casa, en el caso de que viváis juntos. Puedes ayudarte de post-it y pegarlos en diferentes estancias que sepas que tu chico vaya a utilizar: el espejo del baño, en la cocina… Además, puedes también meter algún que otro mensaje en el interior del coche, ¡o incluso dentro de su cartera! De esta manera, podrá descubrir todos los mensajes a lo largo del día. ¡Qué romántico! 

+ Un paseo muy romántico

Seguro que más de una vez habéis disfrutado de un bonito y romántico paseo por los lugares que más os gustan de vuestra ciudad, ¿verdad? En esta ocasión y con motivo de San Valentín, puedes convencer a tu chico de dar uno de esos paseos que tanto os gustan sin que cuente con un factor sorpresa… 

La idea es que cojas de la mano a tu novio y le lleves por ciertos sitios que le resulten familiares. Por ejemplo, el restaurante donde cenasteis la primera vez, el parque en el que os disteis el primer beso, el cine de vuestra primera cita, el lugar en el que os conocisteis… Estamos seguras de que recorrer esos lugares contigo le emocionará, ¡y mucho! 

+ Tarde de spa

Tu chico y tú os merecéis unos días de descanso, de eso no tenemos ni la menor duda. Vuestros trabajos han hecho mella en el estrés que tenéis y seguramente querréis descansar cuando llegue la tarde. Pero, ¿y si en vez de viajar unos días disfrutáis de un spa en vuestra ciudad? Seguro que encontráis alguno cerca de vuestra casa con el que podréis relajaros como solo vosotros sabéis. 

Otra opción es llevar el spa a tu propia casa. Sí, sí, como lo lees. Puedes llenar la bañera de agua calentita, de espuma, de sales de baño, de aceites aromáticos, de pétalos de flores… Y de todo lo que se te ocurra para daros un baño relajante a la par que romántico. ¡Y que pase lo que tenga que pasar! 

+ Un pequeño viaje 

Si vuestra pasión compartida es viajar y no dejáis pasar ni una sola oportunidad para hacerlo, ¿por qué no disfrutar de unos días de relax lejos de vuestras casas? Podéis hacer una escapadita a un hotel rural en mitad de las montañas, a una casa en la orilla del mar para relajaros en la costa… Lo único que tienes que hacer es programar tú misma el viaje (teniendo en cuenta sus días de vacaciones y preferencias) y darle la sorpresa cuando menos se lo espere. ¡Seguro que le encantará!

+ Gymcana

Una de las opciones por las que muchas apuestan son las gymcanas, pues es algo de lo más divertido y entretenido para esconder regalos y que sea él mismo quien los encuentre. Puedes hacer una gymcana en la calle, donde deberás colocar pistas que lleven a un lugar a otro y cada uno de los lugares sean especailes por el motivo que sea (vuestro primer beso, vuestra primera cita…) 

Otra de las opciones es la que puedes crear en tu propia casa. Eso sí, tendrás que ingeniártelas para hacer que tu chico entre en casa sin que sepa que estás, o si llegáis juntos porque no puedes evitarlo, deberás despistarle para que te puedas escapar. ¿Por qué? La idea es que coloques pistas para que lleven al mejor regalo de todos: ¡tú misma! Él tendrá que descubrirte vestida con tus galas más sensuales… El resto, es cosa vuestra. 

+ Cena romántica 

Si eres de las que prefiere un San Valentín clásico, romántico y sencillo a partes iguales, ¡la cenita es tu mejor opción! Lo único que tienes que hacer es elegir un sitio que os guste a los dos y reservar una mesa. Después, debes llevar a tu chico sin que se lo espere a ese restaurante y disfrutar juntos de una noche de amor y pasión. 

Pero, si prefieres algo más económico, no lo dudes y haz el menú de San Valentín tú misma. Debes hacer que tu chico no esté en casa y elaborar deliciosos platos para degustarlos durante la noche. También puedes decorar vuestro hogar de temática San Valentín: con pétalos de rosa, globos de color rojo, corazones... 

+ Una noche de hotel 

Otro clásico entre los clásicos de San Valentín son las noches de hotel. Las parejitas que no viven juntas (y las que sí, también) pueden disfrutar de una noche con todo lujo de detalle en el mejor lugar de su ciudad. Además, puedes añadir una cena o una comida de lo más romántica antes de pasar una velada increíble. Eso sí, ¡recuerda que es una sorpresa! 

+ Las sorpresas también en los regalos 

Además de los planes que puedes llevar a cabo para sorprender a tu chico, también tenemos algunas ideas de regalos. ¿Un consejo? Esconde su regalo en algún sitio que no se espere, como debajo de la almohada de la cama, para jugar con ese factor sorpresa hasta el final.

La mejor de las opciones de regalos para sorprender a tu pareja es la que puedes hacer con tus propias manos, sin gastarte mucho dinero en ello. Puedes elaborar tu propia tarjeta de San Valentín con cartulinas o hacer una bonita declaración de amor en la que incluyas los motivos por los que estás enamorada de él. ¿Y qué te parece un collage de fotografías? Escoge las que más te gusten e inclúyelas en un bonito álbum en el que cuentes vuestra historia de amor desde el principio. 

Aunque si lo que prefieres es darle un homenaje a tu pareja, ¿por qué no comprarle algo que le guste? Sí, eso que lleva deseando desde hace unos meses pero que todavía no se ha comprado. San Valentín puede ser la oportunidad de oro para obsequiarle con aquello que tanto desea. ¿Te animas? ¡Seguro que se quedará con la boca abierta! 

Y tú, ¿con cuál de estas ideas para darle una sorpresa a tu pareja el 14 de febrero te quedas? ¡Tienes muchas donde elegir! 

Puedes leer más artículos similares a Ideas para sorprender a tu chico durante este San Valentín, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.