Sorpresas románticas para celebrar San Valentín

Haz que este día de los enamorados sea el más especial

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

 

Te guste o no, el 14 de febrero puede ser el día más romántico del año. Celebrar el Día de los Enamorados no es algo reservado para los más cursis, ni siquiera para las parejas engañadas por el consumismo de los centros comerciales… ¿La razón? También puedes celebrarlo sin dejarte un dineral en ello, y es una buena excusa para salir de vuestra rutina diaria. 

Si este año quieres tener un detalle con tu pareja, en Diario Femenino te proponemos algunas sorpresas románticas para celebrar San Valentín con las que tu chico/a se quedará con la boca abierta. Y, como decíamos, no tienes por qué rascarte de más el bolsillo… ¡Hay opciones para todos! Todo dependerá del dinero que quieras dejarte en esta fecha tan romántica. 

Formas originales de sorprender a tu novio el 14 de febrero

+ Una velada romántica

Una de las sorpresas más bonitas y sencillas que existen es organizar una cenita romántica. ¿Te gusta la cocina? ¡Genial! Entonces podrás preparar la cena especial con sus platos preferidos y un postre, por supuesto de chocolate (si le gusta), preparando la mesa con velas y un ambiente romántico de lo más especial. 

Otra opción sencilla es reservar una mesa en un bonito restaurante, o incluso en su preferido, y luego… ¡Una ronda de cócteles especiales de San Valentín! No hay duda: pasaréis una velada en la que el amor será el protagonista especial. ¡Y nunca la olvidaréis! 

+ Un viaje para San Valentín

A todo el mundo le gusta disfrutar de un viaje, y si es con tu pareja mejor que mejor. ¿Conoces algún destino al que le gustaría viajar? San Valentín es el momento perfecto para organizarle un viaje sin que lo sepa y entregarle los billetes durante esa velada romántica que mencionábamos en el anterior punto. 

Pero, si lo prefieres, también puedes optar por un viaje más económico a un lugar cercano de vuestra ciudad, como una escapadita de fin de semana a una casa rural. O incluso pasar una noche de hotel durante el mismo día de San Valentín para cambiar un poco de aires… ¡Os sentará fenomenal! 

+ Una tarjeta o carta sorpresa en San Valentín 

Si estás pensando en hacerle un regalo a tu pareja y todavía no se te ha ocurrido nada, una tarjeta es siempre una buena opción. Se trata de un detalle clásico y romántico a partes iguales que le podrás entregar a tu pareja cuando desees. Además, también puedes hacerla tú misma en casa con ayuda de cartulinas, tijeras, ¡y mucha imaginación! 

¿Y qué tal si optas por una carta de amor? Puedes escribir con tu puño y letra unas frases bonitas, como por ejemplo los motivos por los que quieres a tu pareja, una carta de agradecimiento por todo lo que hace por ti, una carta acompañando a un regalo… ¡Tienes muchas opciones! 

+ Recurre a los clásicos en San Valentín

Si la tarjeta y la carta son clásicos de San Valentín donde los haya, existen también otras sorpresas que puedes tener en cuenta para este día tan especial. Por ejemplo, si a tu pareja le gustan las flores, no lo dudes y apuesta por un ramo enorme con sus plantas favoritas llenas de color y vida. 

Otras opciones clásicas de San Valentín son las cajas de bombones. ¿Tu pareja es un/a apasionado/a del dulce? ¡Aprovecha la ocasión para regalar chocolate! Y no solo eso… También puedes hacer tú misma en casa todo tipo de dulces, como galletas, para el Día de los Enamorados. 

+ Regalo 'los 5 sentidos' en San Valentín 

Existe una idea que puede ser utilizada en todo tipo de eventos y con la persona que tu quieras: cumpleaños, Navidades, el aniversario de tus padres… Y, por supuesto, San Valentín no se iba a quedar atrás, ¿verdad? Se trata de un regalo especial que apela a los 5 sentidos que tenemos: vista, tacto, olfato, gusto y oído

Coge una caja bonita, del tamaño que quieras, y mete en su interior un regalo para cada uno de los sentidos. Por ejemplo, puedes meter su colonia preferida para el olfato, sus dulces favoritos para el gusto, una música relajante para el oído… Sin duda, un regalo sorprendente y original donde los haya. 

+ Hacer un curso de lo que más le guste

¿Tu pareja tiene un hobbie especial? Desde jugar a los videojuegos hasta cocinar, practicar ejercicio o incluso hacer puenting. Sea lo que sea, una sorpresa agradable y que seguro que no se espera, es hacer un curso de aquella actividad que más le guste y pasar el día entretenidos con su hobbie. Eso sí, ten en cuenta que a ti también tiene que gustarte un poquito porque sino tu San Valentín no será muy bueno que digamos… 

+ Escríbele un poema, una canción… 

¿Te gusta escribir? Entonces ya tendrás medio camino hecho en este San Valentín. Si tu pareja es todo un amante de la buena música o de los poemas y la escritura, puedes ir un pasito más allá y dejar la carta de amor para otra ocasión especial. ¿Qué tal si escribes un poema o una canción?

Puedes inspirarte en sus poetas o cantantes preferidos y tomarte tu tiempo para ello. No intentes hacer este detalle tan especial de un día para otro porque es posible que en ese momento no estés especialmente inspirada. Céntrate, apuesta por un momento de tranquilidad, y echa volar tu imaginación. 

+ San Valentín bajo las estrellas

Puede darse el caso que tanto tu pareja como tú misma seáis unos amantes de la naturaleza, del campo, del mar y de las estrellas. ¿Y si pasáis un 14 de febrero observando el firmamento? Solo tenéis que trasladaros a un bonito campo con una explanada para verlas bien, llevar una mantita y que surja lo que tenga que surgir. 

Otra idea en relación con las estrellas es regalar una. Sí, sí… ¡Como lo lees! Existen multitud de empresas con las que poder tramitar la compra de una estrella, a la que puedes ponerle el nombre que desees y observarla siempre que quieras. ¿Y si se la regalas a tu pareja? ¡Se quedará con los ojos como platos! 

+ Una cata de vinos en San Valentín

Imagínate la siguiente escena: día de San Valentín, tu pareja y tú, un campo lleno de viñedos y, para culminar la jornada, una riquísima cata de vinos. ¿Quién podría resistirse a este planazo? Si sois unos amantes del buen vino, nada mejor como acudir a una cata y seguir con vuestro plan en casa. Aunque, si lo preferís, también podéis acudir a catas de cerveza y disfrutar juntos de un día maravilloso haciendo un plan alternativo que os gusta a los dos. 

+ Regala un disco personalizado

Seguro que en vuestra relación hay ciertas canciones que os recuerdan al amor que sentís el uno por el otro. Es más, hay ciertas parejas que tienen incluso una canción que habla sobre ellos mismos, sobre cómo se conocieron o sobre cómo empezó su noviazgo… ¿Verdad? 

Pues estas mismas canciones pueden servirte de inspiración para hacer un regalo original a la par que romántico y único. Se trata de coger un disco y grabar en él todas estas canciones para, después, regalárselo en la cenita romántica o en cualquier otra velada que hayas escogido para San Valentín. 

+ Divertida sesión de fotos en San Valentín 

¿Os gusta haceros fotos y subirlas después a las redes sociales? ¡Este plan es para vosotros! Podéis organizar una sesión de fotos en cualquier lugar de vuestra ciudad, o incluso en un estudio especializado, y haceros unas cuantas fotos para demostrar el amor que os tenéis en uno por el otro. 

Si lo prefieres, una opción más económica es escoger las fotos que ya tenéis hechas y hacer un álbum romántico. Puedes hacerlo en orden cronológico o apostar por las más chulas y ponerlas en un marco o collage bonito. ¡Seguro que a tu pareja le va a encantar el detalle! 

Y tú, ¿con cuál de estas maravillosas sorpresas para San Valentín te quedas? ¡A tu pareja le encantarán! 

Puedes leer más artículos similares a Sorpresas románticas para celebrar San Valentín, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.