Cinco ideas para celebrar San Valentín sin gastar dinero

Celebrad vuestro amor por todo lo alto con un presupuesto bajo

María José Roldán Prieto

A todas las parejas – o a casi todas- les gusta celebrar el día de San Valentín de una forma especial. Aunque el amor deba celebrarse todos los días del año, ¿a quién no le gusta que un día sea diferente y especial? Pues en eso consiste celebrar San Valentín, pasar el día al lado de tu chico de una forma en la que ambos estéis totalmente conectados. Y lo mejor, es que no es necesario que dejes la cartera tiritando para hacerlo especial. Si este año vas justa de presupuesto pero quieres tener un detalle con tu pareja, toma nota de estas cinco ideas para celebrar San Valentín sin gastar dinero. 

Cinco ideas para celebrar San Valentín de forma económica

+ Una cena romántica

Quizá pienses que para tener una cena romántica de cine tienes que gastar dinero. ¡Todo lo contrario! Será mucho más tierno si improvisáis una cena en casa. Puedes dejar que tu pareja te sorprenda con tu menú favorito, cocinarle eso que tanto le gusta o, lo que es mucho mejor, ¡cocinad juntos! Lo ideal es que no falten las velas y que cada plato lleve mucho amor. El plato fuerte de la noche no tiene por qué tomarse sobre la mesa... 

+ De picnic

Salir de picnic también puede ser una idea estupenda ya que apenas cuesta dinero y es un plan de lo más romántico. Prepara una cesta con un par de bocadillos, algo de bebida, un mantel para ponerlo en el suelo, algo de música relajante… Y sólo tendréis que escoger un parque bonito para poder disfrutar de la naturaleza.

+ Un paseo por la playa al atardecer

Si realmente quieres que sea especial y vives en una ciudad de costa, no puedes dejar de lado la oportunidad de pasear por la playa. Si quieres que sea de lo más especial, espera a que llegue el atardecer y disfrutad juntos del juego de luces que se crea en el cielo. Llevaos una toalla para sentaros en la arena cuando estéis cansados y que pase lo que tenga que pasar. Podréis disfrutar de la playa estando los dos solos, de la arena, del agua y de todos los elementos naturales para que sea una velada de 10. ¿Te apuntas? 

+ Una sesión de masajes

Tanto si tu chico tiene la espalda dolorida, como si no, ¡dale un buen masaje! Se trata de que disfrute y se relaje, pero la mejor manera para terminar esta sesión de spa casero es con un masaje erótico. Dejad que la pasión fluya y no os cortéis... Seguro que tu chico quedará encantado después de un plan tan sensual, romántico y apetecible como este. ¡Y eso sin gastarte ni un duro en ello! 

+ Un baño romántico

Si no tienes dinero para ir a un spa pero te gustaría disfrutar de un baño de espuma, no necesitas burbujas ni aguas termales para que sea especial. Prepara el baño con espuma, pon música de fondo, pétalos de rosa, aceites esenciales dentro del agua… Y disfruta junto a tu pareja de un buen baño de agua caliente que puede acabar como vosotros queráis. Será de lo más romántico.