Hacer la cobra, el abrazo del koala y otras formas de rechazar a un hombre

Laura Sánchez

Hacerle la cobra a un hombre

Hace ya un tiempo que venimos escuchando en la calle y en los medios de comunicación la expresión 'hacer la cobra', pero aunque su significado se intuye, mucha gente no lo tiene muy claro. Imagínate el movimiento que una cobra hace con su cabeza cuando se ve atacada por un peligro. Se trata de un movimiento hacia atrás preparándose para rechazar el ataque. Pues bien, eso es lo que hemos hecho todas alguna vez cuando un chico que no nos gustaba nada intentaba darnos un beso. Esta es la historia del rechazo en toda regla.

La necesidad de 'hacer la cobra'

Es cierto que 'hacer la cobra' es un gesto de rechazo, todo un corte para el que lo recibe y que puede hacernos sentir culpables por dejar en nada las esperanzas de ese chico que estaba como loco por besarnos. Pero advertimos que se trata de un gesto necesario.

Si el chico al que le gustas no ha sabido interpretar tu lenguaje corporal que mostraba claramente que no estabas interesada en él, tu no tienes la culpa de tener que dejárselo así tan claro. Tampoco hace falta que se lo tome como una humillación porque, al fin y al cabo, pasa en todas las familias. Pero tampoco vendrías mal que suavizaras 'la cobra' con una sonrisa o un gesto de despreocupación.

Insistimos en la necesidad de ejercitarte en esto de 'hacer la cobra' para evitar un futuro borrón sentimental y lamentaciones por tu mala elección ese fatídico sábado noche. Además, se trata de un ejercicio fundamental para reforzar esa tarea que tienes pendiente de aprender a decir 'no'.

Otras formas de rechazar a un hombre

Algunos dicen que esta expresión de 'hacer la cobra' lleva mucho tiempo en uso, pero sin duda ganó popularidad a raíz de la película 'Pagafantas', donde encontramos todo un manual de cómo rechazar a los hombres. 

Así, podemos utilizar el llamado 'abrazo del koala' cuando un chico nos atrapa entre sus brazos con un interés que va más allá del mero saludo. El 'abrazo del koala' tienes que hacerlo separándote de su cuerpo y dándole palmaditas en la espalda, con lo que rápidadmente entenderá que no tiene nada que hacer.

Aunque el recurso que nunca falla cuando un chico te está incomodando y no quieres herir sus sentimientos es la llamada telefónica de tu amiga. Algo que hoy en día y gracias al adorado smartphone es tremendamente fácil, ya que se puede sustituir por un Whatsapp de emergencia.