La decisión de no tener hijos en la pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mayoría de las personas buscan un amor, inician una relación de pareja, se casan y forman una familia. Este es el procedimiento más habitual, pero no es necesario cumplir todos los pasos. Hoy cada cual elige cómo vivir, con pareja, sin pareja, con matrimonio, sin matrimonio, con hijos, sin hijos. Hablamos de la decisión de no tener hijos en la pareja y cómo te puede afectar.

Parejas que no quieren tener hijos

Una relación de pareja puede seguir adelante sin mayores problemas sin estar de acuerdo en todo, pero hay algunas decisiones que afectan al futuro de ambos que deben coincidir. El tema de los hijos es una de esas decisiones no negociables en la que los dos deben estar de acuerdo.

No está escrito que una pareja tenga que tener hijos, por más que la mayoría de las parejas decidan formar una familia. Tampoco está escrito que el objetivo último de una mujer sea ser madre, aunque esto aún no lo tenga claro mucha gente. La realidad es que si no quieres hijos, no tienes por qué tenerlos. Pero la decisión debe ser solo tuya.

La decisión de no tener hijos es una decisión individual que en este caso tiene que coincidir con la de tu pareja. Insistimos en esto porque tener hijos no es negociable. No puedes tener hijos porque tu pareja quiera ser padre como tampoco tienes que renunciar a ser madre porque tu pareja no quiera tener hijos.

Las parejas sin hijos también son parejas felices. No hay presión, no hay exceso de responsabilidad, no hay preocupaciones por los niños o no hay desacuerdos en cuanto a la forma de educarlos. Hay libertad para vivir a vuestra manera sin estar sujetos a las necesidades de nadie que no seáis vosotros dos.