Cómo saber si quieres tener hijos con él

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Muchas personas se preguntarán cómo es posible que te surjan dudas sobre tener hijos o no con tu pareja, con esa pareja en concreto. Las relaciones de pareja no se forman desde la reflexión, sino todo lo contrario. Es el enamoramiento el que te lleva a elegir un hombre u otro y ese hombre al que amas no tiene por qué coincidir necesariamente con tu idea de padre ideal. Descubre cómo saber si quieres tener hijos con él.

El hombre ideal pero no el padre ideal

Puede que tu concepto de hombre ideal no coincida con el padre ideal y por eso te surgen muchas dudas a la hora de tener hijos con tu pareja. Puede que tu relación se defina por la intensidad con la que vivís el día a día o puede que estés viviendo una historia de amor marcada por las discusiones. Tal vez no es el mejor entorno para educar a un niño.

Sabrás que tu pareja es también el futuro padre de tus hijos si visualizas el futuro en familia. Si ves a tu chico compartiendo las responsabilidades con los niños al 50 %, si estáis de acuerdo en los valores que debe tener una persona, si compartís un esquema vital y si ambos deseáis formar una familia al mismo tiempo. Porque el reloj biológico no siempre se activa al mismo tiempo. En muchos casos ni siquiera se activa.

Cuando hablamos de visualizar la imagen de tu futura familia lo que pedimos es hacerlo desde la realidad con la que cuentas ahora. Esos defectos de tu novio que tú toleras, al menos de momento, pueden no ser compatibles con la paternidad. Y nada mejor que la convivencia para ver cómo de compatibles sois, como pareja y como futuros padres. Ten siempre en cuenta que a un hombre ni se le puede cambiar ni se le debe cambiar, así que observa el presente para ver cómo va a actuar en el futuro.

Lo cierto es que tener hijos es una decisión importante que no puedes tomar a la ligera ni hacerlo porque es lo que se espera de ti ahora que vives en pareja. Si tu novio no comparte contigo las tareas domésticas, si sigue viviendo como un adolescente o necesita dos meses al año para perderse en la selva tropical y desconectar, tal vez te compense estar con él por otros motivos, pero desde luego no es el padre ideal.