Las fases de una relación, ¿hay que cumplirlas?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las etapas en la relación de pareja

La mayoría de las relaciones de pareja siguen el mismo esquema: enamoramiento, noviazgo, convivencia, ruptura. El último paso es opcional y se lo dejamos a la suerte, pero básicamente esas son las fases que siguen las pareja. Nos estamos preguntando si es necesario cumplir esas fases porque la verdad es que está demostrado que seguir las instrucciones al pie de la letra no nos garantiza el final feliz.

Las fases de una relación son relativas

Cada persona se toma su tiempo y las etapas de la relación no duran lo mismo en todas las parejas. Pero damos un paso más, porque la verdad verdadera es que ni siquiera es necesario atravesar todas y cada una de las fases de la relación. La única que hay que cumplir de forma estricta es el enamoramiento. Sin enamoramiento no hay relación; o no debería.

Cuando dos personas se enamoran inician una especie de noviazgo light que se caracteriza por sentirse los únicos habitantes sobre la tierra. No cuentan con nadie, sus amigos apenas los ven y sus familias no saben nada de que están enfermos de amor. Será más adelante cuando el noviazgo se formaliza, un momento que viene marcado por ese delicado momento en el que te ponen delante a tu suegra. Ahí una puede decidir salir corriendo o aguantar por amor.

Más antes o después llegará la convivencia y la mayoría apuestan por el matrimonio como forma de unión amorosa. Pero en realidad todas estas fases no hay que cumplirlas. El amor es fugaz y está sujeto a los designios de Cupido que lo mismo que te arroja una flecha de amor te la puede arrojar de desprecio. Por eso es fundamental exprimir el amor mientras dure.

Si te enamoras un lunes y para el fin de semana ya os habéis ido a vivir juntos, seguramente te dirán que estás loca. La contestación es evidente y es que estás loca de amor. De hecho, puedes cometer cualquier locura en nombre del amor, cualquier estupidez será perdonada, excepto la de dejarlo todo por amor. No dejes nada por amor, solo vívelo con la máxima intensidad.