Las rupturas de pareja: manual de uso

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los amores vienen y van. Eso es algo que ya deberías saber a estas alturas de la película porque seguramente habrás vivido más de un final de tu relación de pareja. Y has sobrevivido porque has llegado hasta aquí. Así que si estás atravesando otro momento dramático de desamor, ten por seguro que también sobrevivirás ¿Cómo? Tenemos un manual de uso de la ruptura de pareja para que pases el trago cuanto antes.

Cómo se gestiona una ruptura de pareja

Poco importa si tu novio te ha dejado por otra, si se ha ido a comprar tabaco y no ha vuelto o si has sido tú misma la que ha decidido poner punto y final a una relación porque lo vas a pasar mal de todas todas. Para que el drama no se alargue más de lo necesario vas a necesitar ciertas cosas a tu alrededor, así que toma nota.

Para gestionar una ruptura y no perder demasiado tiempo pensando en lo que has perdido vas a necesitar: un sofá, unos cuantos pañuelos de papel, varias amigas empáticas, cantidades ingentes de helado y un par de botellas de vodka o de ginebra, a gusto de la consumidora. Con todo esto a tu alrededor y manteniendo bien alejado tu teléfono móvil ya estás lista para empezar a gestionar la ruptura.

Ponte cómoda en el sofá junto con tus amigas y los pañuelos y repasar en voz alta todos los defectos de tu novio, ahora ya exnovio. No dudes en criticarle y contar a tus amigas esos oscuros secretos que hasta ahora te habías callado, una ruptura es una ruptura y es necesario relativizar todo. Llora hasta que tus amigas te digan cinco veces seguidas que tu exnovio es un impresentable y que él se lo pierde.

Con la idea de que él pierde y tú ganas bien instalada en tu cabeza ha llegado el momento de dejar de llorar. Como seguramente te habrás deshidratado con tanta lágrima, bebe algo, lo que quieras. Es posible que llores otra vez, pero no pasa nada porque sigues teniendo el teléfono fuera de tu alcance. Una vez que hayas llorado toda la pena y hayas bebido todas las botellas, puedes empezar a pensar cómo recuperarte de ese amor mientras degustas un delicioso helado de esos que saben a 'a partir de hoy solo puedo ir a mejor'.