Mujeres y hombres: 5 señales de que debes salir corriendo de una relación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Correr es de cobardes, pero empeñarnos en encontrar motivos lógicos a ciertas situaciones surrealistas es de estúpidas. Y como el papel de estúpidas no nos sienta nada bien para nuestra autoestima, estamos decididas a salir corriendo de ciertas relaciones de pareja que están atacando nuestra estabilidad mental.

No siempre tiene sentido aferrarse al enamoramiento, ni apelar al cariño. No siempre es eficaz afrontar los problemas de pareja entre mujeres y hombres. A veces lo mejor es salir corriendo y marcharte lo más lejos posible. Pero, ¿cuándo?. Te damos algunas situaciones en las que la opción más inteligente es salir corriendo de esa relación.

Cuándo salir corriendo de una relación

1 Teléfono. Si tu novio recibe llamadas de teléfono que atiende en otra habitación y cuando vuelve te da un beso, no te molestes en preguntar. Sal corriendo porque es una evidencia de que te está siendo infiel.

2 Lenguaje corporal. Atenta a tu intuición para comprobar si tu novio ha perdido el interés en ti. Y acompaña tu intuición de un exhaustivo análisis del lenguaje corporal. Si ya nunca te da la mano, si su cuerpo no mira en tu dirección cuando estáis en el sofá, si no establece contacto visual contigo o si camina tres pasos por delante de ti, no te lo pienses y sal corriendo.

3 Comportamiento. En medio de una discusión se puede levantar la voz; cuando has tenido un mal día se puede levantar la voz, pero si la constante en la convivencia es un comportamiento agresivo, con malos modos y gritos, lo mejor el salir corriendo sin dar ningún tipo de explicación.

4 Desprecios. No falta quien utiliza a su pareja como palanca para elevar su ego. No hay por qué aguantar ningún tipo de desprecio, ninguneo o menosprecio. Si tu novio no quiere ver lo que vales, si él es feliz haciéndote sentir inferior, sal corriendo y no mires atrás.

5 Crisis de pareja. Hay mucha dificultad para determinar el límite entre una crisis de pareja y el final de una relación. Y es que es difícil valorar la situación cuando hay tanto en juego. Prioriza en la valoración tu equilibrio emocional y, si a pesar de los problemas de pareja, tu novio sigue haciéndote feliz y contribuye a mantener tu estado de ánimo elevado, empieza a buscar soluciones a la crisis de pareja. Si por el contrario, es tu novio el causante de tu desequilibrio emocional, no pongas ningún parche y sal corriendo.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: 5 señales de que debes salir corriendo de una relación, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.