¿Qué pasa si no me arrepiento de una infidelidad?

La infidelidad crea una fisura dentro de la pareja porque se trata de un engaño

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Has sido infiel y no te arrepientes? No eres la única. Siempre que hablamos de la infidelidad como uno de los problemas más frecuentes en las relaciones de pareja lo relacionamos con la culpa, el arrepentimiento y el perdón, pero no siempre ocurre. Hay personas que engañan a su pareja y el sentimientos de culpa no aparece por ningún lado. Por eso nos preguntamos, ¿qué pasa si no me arrepiento de una infidelidad? La respuesta depende.

Motivos por los que no te arrepientes de una infidelidad

Si te estás preguntando gracias a qué proceso mental una persona infiel no se arrepiente, te contamos que puede haber varios motivos.

+ Una infidelidad, dicen, puede salvar una relación de pareja en crisis. Acostarte con otra persona puede hacerte reflexionar sobre tu relación y darte cuenta de que en verdad sí merece la pena seguir intentándolo. ¿Y la infidelidad? Solo ha sido un experimento, pero si tu pareja no se entera nunca, mejor.

+ Tener un amante durante un tiempo, lo que se considera una infidelidad reiterada, puede hacer que descubras que realmente quieres a tu pareja oficial. La aventura te ayuda a mejorar tu autoestima, a sentirte deseada, pero puede que pese más el amor verdadero y la estabilidad.

+ También puede ser que gracias a una infidelidad descubras que tu relación no tiene sentido, que no quieres a tu pareja o que estás en una relación por inercia. Si no hubieras sido infiel, nunca te hubieras atrevido a poner fin a una relación que no tenía futuro.

+ Existe otro motivo más por el que puedes no arrepentirte de una infidelidad. Tu pareja no se ha enterado del engaño, tú has disfrutado del encuentro, la aventura te ha llenado de vitalidad y no se va a volver a repetir. No hay por qué hacer un drama de un desliz que ni siquiera consideras como tal.

Preguntas para cuando eres infiel

Sea cual sea el motivo por el que no te arrepientes, nunca debes perder de vista que has engañado a tu pareja. Esta es la realidad. Así que no estaría de más que te tomases un tiempo para reflexionar sobre la situación y analizar algunos factores:

+ ¿Tu pareja se ha enterado de tu infidelidad?

+ ¿Ha sido un desliz de una noche o estás decidida a tener un amante?

+ ¿Crees que tu pareja te perdonará si se entera de tu infidelidad?

+ ¿Crees que tu pareja es infiel?

+ ¿Sabes que hay parejas abiertas sin exclusividad sexual donde la infidelidad no existe?

Te trasladamos estas preguntas para que seas consciente de tu situación sentimental. Sin entrar en juicios de valor y desde una perspectiva objetiva nos atrevemos a decir que engañar a tu pareja no es la mejor forma de preservar la confianza en pareja, y tampoco favorece mucho la comunicación. Un engaño es un engaño y lo será siempre, aunque no te arrepientas de haberlo hecho.

Cuando no te arrepientes de ser infiel

Y no, no tienes que arrepentirte. Si te sientes bien, si has descubierto algunas cosas sobre tu relación o si simplemente has pasado una noche inolvidable, no es necesario el arrepentimiento. Pero piensa si la falta de arrepentimiento te llevará a ser infiel una y otra vez porque en ese caso tienes que reaccionar:

+ No es saludable mantener un engaño en una relación.

+ Tu pareja no se merece vivir en una mentira.

+ ¿Y si hablas con tu pareja y formáis una pareja abierta?

No somos partidarias de la culpa, el castigo o el arrepentimiento, pero sí de la honestidad dentro de la pareja y, sobre todo, del respeto. La infidelidad, lo mires por donde lo mires, crea una fisura dentro de la pareja porque se trata de un engaño. Un engaño innecesario porque hay otras formas de entender la pareja que te permitirían acostarte con otras personas sin mentiras, sin engaños, sin infidelidad.

Puedes leer más artículos similares a ¿Qué pasa si no me arrepiento de una infidelidad?, en la categoría de Fidelidad en Diario Femenino.