8 motivos para no perdonar una infidelidad

Por qué deberías escoger la ruptura tras una deslealtad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Debido a la frecuencia con la que se producen las infidelidades, al final vamos a considerar poner los cuernos como algo intrínseco a la relación de pareja. Mantenerse fiel parece cada vez más difícil y existen otras modalidades de pareja que no la contemplan. Pero cuando hablamos de infidelidad, lo que sobran son los motivos para no perdonar el engaño.

Por qué no debes perdonar una infidelidad

Hay parejas abiertas que eliminan de un plumazo la posibilidad de infidelidad al no tener en cuenta la exclusividad sexual. Sin embargo, la mayoría de las parejas se empeñan en la monogamia aderezada con escarceos. La infidelidad como tal no se perdona. Si hay un millón de motivos para ser infiel, hay muchos más motivos para no perdonar.

1 Porque lo volverá a hacer. La infidelidad es como hacerse un tatuaje, que engancha, que una vez que empiezas no puedes parar. Si tu novio te ha engañado una vez, lo más seguro es que lo vuelva a hacer.

2 Porque es un engaño. Nos pasamos la vida buscando los pilares básicos de una pareja feliz y uno de ellos es la confianza. Engañar a tu pareja no presagia un buen y largo futuro para la relación.

3 Porque se destruye la confianza. Nadie quiere vivir en una relación de pareja en la que los celos y las sospechas dominan el día a día, pero cuando aparece la infidelidad, la confianza se rompe de forma irrevocable.

4 Porque te desilusionas. La desilusión hace acto de presencia cuando tu novio te es infiel. Tú estabas ilusionada con esta historia de amor y te das cuenta de que tal vez eras tú la única a la que le hacía ilusión.

5 Porque destroza la autoestima. Seguramente te pondrás a buscar los motivos por los que tu novio ha sido infiel y en todos ellos tu autoestima saldrá perdiendo. ¿No eres suficiente para él? No pienses eso, si acaso el principal motivo es porque eres demasiado para él.

6 Porque te abre los ojos. Cuando estás muy enamorada de tu pareja no ves algunas cosas importantes. Una infidelidad te abre los ojos de golpe y te puede servir para darte cuenta de que ese hombre no merece la pena. Y si no merece la pena, tampoco merece el perdón.

7 Porque es una falta de respeto. Insistimos en que hay otras opciones de pareja, pero cuando dos personas llegan al acuerdo de ser fieles el uno con el otro, la ruptura de ese acuerdo supone una falta de respeto hacia la otra persona.

8 Porque el perdón no es tan fácil. Puede que en un primer momento te decidas a perdonar la infidelidad de tu novio, pero pronto te darás cuenta de que no es tan fácil y el fantasma del engaño sobrevolará vuestro amor para siempre.