Pros y contras de confesar una infidelidad

Las ventajas y desventajas de ser infiel

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No es que tu relación de pareja fuera mal, es que no sabes qué pasó, que un día tuviste un desliz con otro hombre. Y puede que en alguna otra ocasión también. Y ahora tu pareja sospecha, te muestra presuntas evidencias y te pone entre la espada y la pared. Si estás a punto de confesar una infidelidad, atenta a los pros y los contras.

Desventajas de confesar una infidelidad

En principio y si no hay novedad, una infidelidad no se confiesa nunca, se niega siempre. Existe la teoría científicamente demostrada de que lo que no se cuenta, nunca ha ocurrido. Así que si no le has contado ni siquiera a tu mejor amiga que te has acostado con otro hombre, es que no lo has hecho.

Porque confesar una infidelidad acarrea infinidad de problemas, problemas de pareja, problemas contigo misma, problemas con tu familia si también se enteran. Todo son problemas en confesar un escarceo que debería haber sido una excitante aventura secreta. Si confiesas, tu novio se va a disgustar.

Tú quieres a tu novio y no quieres que se disguste y pase un mal rato por una aventurilla sin importancia. El disgusto de tu novio le llevará al cabreo, el cabreo a una discusión de pareja en la que perderéis los papeles por un tema tan delicado como la infidelidad y la discusión le llevará a romper contigo, su novia infiel de pensamiento y obra.

Ventajas de confesar una infidelidad

Vamos a ser claras. No hay ninguna ventaja en confesar que has engañado a tu pareja. De hecho, no deberías hacerlo nunca. Que te descubra en plena faena es otra cosa, una situación bochornosa en la que ni siquiera tienes que confesar. Pero confesar, nunca.

Solo hay una parte positiva en esto de declararte infiel y es el peso que se quita de encima por llevar un oscuro secreto a tus espaldas. Pero ese peso es el precio que tienes pagar por haber caído en las redes de la carne, de la infidelidad y se hace más liviano no cuando confiesas, sino cuando te habitúas a ser infiel.

Que no estamos promoviendo la infidelidad entre las parejas monógamas aparentemente felices, solo estamos planteando la cuestión de la infidelidad y su posterior confesión desde una perspectiva realista. Tienes un 90 % de posibilidades de que tu novio te deje si confiesas que le has engañado. Y si consigues el otro 10 %, vivirás en un infierno de sentimiento de culpa y de perdones que no lo son tanto. Piensa antes de confesar.