Discutir en pareja: pasos para no romper por una pelea

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es lógico que entre dos personas surjan malentendidos y provoquen discusiones, pero eso no tiene por qué poner fin a la relación de pareja. Discutir también puede ser sano si se hace sin ánimo de hacer daño al otro. Descubre cómo discutir en pareja para que la relación no se rompa por una pelea.

Cómo discutir sin romper la relación

Dos personas que conviven desde hace un tiempo es imposible que estén de acuerdo en todo. Los problemas de pareja deben hablarse para solucionarse y muchas veces el debate termina en discusión, la discusión en pelea y la pelea en ruptura. Pero es que también hay que saber discutir con amor, sin hacer daño, sin faltarse al respeto.

Llegados a este punto nos preguntamos cómo son las discusiones saludables en pareja. Una discusión saludable puede contener gritos y hasta insultos siempre que sean generales y no particulares. Que nadie piense que una discusión saludable es un intercambio de opiniones calmado y en voz baja, porque no es así. Estáis enfadados, no estáis calmados y el tema acaba de explotar.

El secreto está en discutir sobre el problema en cuestión, el detonante que ha provocado la discusión. Los reproches no están permitidos, atacar los puntos débiles de tu pareja tampoco está permitido. Y por supuesto, no se pueden aceptar faltas de respeto ni llegar a las manos. Lo más importante es que la discusión termine en un problema solucionado.

Muchas parejas discuten y ponen punto y final con el clásico sexo de reconciliación. Pero recuerda que el sexo de reconciliación es una forma de parar la discusión no de resolver el problema. Así que antes de calmaros en la cama, es mejor que sigáis discutiendo hasta que lleguéis a un acuerdo.