Qué significa ser amigos con derecho a roce (en teoría)

Tener un amigo con derecho a roce es tendencia, pero ¿qué es exactamente?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Repasando tu historial sentimental te das cuenta de que tal vez no estás hecha para las relaciones de pareja en el sentido más tradicional del término. ¡Enhorabuena! Porque hay millones de personas en tu misma situación y ante la necesidad acuciante de satisfacer ciertas necesidades amatorias, alguna mente brillante creó el concepto de amigo con derecho a roce. ¿Sabes en qué consiste exactamente?

La teoría de los amigos con derecho a roce

La teoría propone a dos personas unidas por una amistad con las ganas suficientes como para tener sexo entre ellos. Son amigos, son amantes, pero no son pareja. ¿Por qué? Porque aquí hay unas reglas que seguir con el objetivo de disfrutar de la amistad, del sexo y ¡sin dramas! Sí, has leído bien.

Con el amigo con derechos puedes tener cierta complicidad con alguien, charlas amenas, interesantes y divertidas y unas cuantas horas de cama garantizadas al mes. Los solteros y las solteras del mundo están de enhorabuena porque ahora ya no tienen que salir a los bares a ligar por un ratito de sexo ni abrirse una aplicación como el Tinder para empezar el engorroso proceso del ligoteo.

Si tienes un amigo con derecho a roce, tienes tu vida sexual asegurada. Y la amistad, dicen. ¿Qué puede salir mal?

La práctica de los amigos con derecho a roce

La teoría es fantástica, pero ya te imaginarás que la práctica se aleja bastante de una situación ideal. Empezando por las precauciones que tienes que tener en todo momento para establecer los tiempos. No puedes llamarle todos los días y tampoco cuando estés de bajón. Sí, es tu amigo, pero no es tan amigo como para que ejerza de consuelo emocional.

Los encuentros entre amigos con derechos tienen que ser siempre en tu casa o en la mía. No hay actividades compartidas como ir al cine, una tarde de playa o disfrutar de un concierto. Porque sois amigos, pero no tanto. Hacer planes juntos crearía una intimidad y un vínculo entre vosotros que es precisamente lo que intenta evitar el concepto de amigos con derechos.

Tu amigo con derecho no debe conocer a tus amigos ni a tu familia y viceversa. ¿Por qué? Porque sois amigos, pero no tanto. Si vas descartando situaciones y actividades que no podéis hacer juntos para evitar una vinculación más estrecha, limitamos el asunto a la cama. Sí, lo que estás pensando es cierto.

Los amigos con derecho a roce son los padres, los amigos con derecho a roce no existen. Es una figura sentimental artificial para que puedas disfrutar del sexo aunque no tengas pareja. Y nada más. Porque en realidad tu amigo con derecho a roce no es tu amigo y el único derecho que tiene es precisamente al roce.