Cómo quitar un grano o espinilla limpiamente y sin hacer herida

Teresa Guerra

Las espinillas producen un efecto antiestético en nuestro cutis, además de ser señal de una pequeña infección en la piel que resulta muy molesta. Pero si las eliminamos incorrectamente o no realizamos una correcta limpieza facial podemos extender el problema agravándolo, por lo que debemos proceder con mucha cautela a la hora de proceder a deshacernos de los antiestéticos granitos.

En primer lugar debes saber que no todas las pieles reaccionarán igual a este proceso. Una piel grasa y con mayor tendencia a la aparición de espinillas requiere mayor cuidado y delicadeza, y si se trata de un problema de acné lo mejor es que un especialista nos ayude a determinar cuál es el curso más adecuado a seguir y los productos que debemos usar.

Cómo quitar una espinilla o grano de la cara, paso a paso

Las espinillas se producen por la acumulación de grasa en los poros, y acaban taponando los poros de la piel, por lo que se crean los famosos “puntos negros”. También puede ocurrir que una pequeña infección en la cara, al ser aislada por el sistema defensivo de la piel, produzca la aparición de granos con pus formados por los glóbulos blancos que intentan controlar dicha infección.

Sea cual sea el caso hay algunos consejos generales que debemos seguir para evitar la aparición de las espinillas, o bien para impedir que se extiendan por la cara. En primer lugar debemos hidratarnos bien bebiendo al dos litros de agua al día, esto protege las células de la dermis. La hidratación también debe producirse a través de la piel, con cremas hidratantes que no contengan alcohol ni aceite, para no agravar el problema.

En cuanto al tratamiento para eliminar las espinillas, comienza por apartar el pelo de tu cara para evitar que se manche. Lava tu cara con un jabón suave y aclárala bien. Puedes usar agua tibia para que los poros se abran y sea más fácil eliminar las espinillas. Para los puntos negros lo más útil es recurrir a las tiras específicas para este tratamiento, que se colocan sobre la llamada “zona T” (frente, nariz y barbilla), al retirarlas conseguiremos retirar el taponamiento de los poros.

En caso de tratarse de granos con pus, la clavé está en no presionar la zona con las uñas para no causar heridas, usa siempre un pañuelo y presiona con las yemas de los dedos hasta conseguir eliminar completamente el pus, y aplica un poco de alcohol después para que los restos no se introduzcan en los poros. Si sigues estos sencillos consejos conseguirás tener esos molestos granitos controlados con facilidad.

Puedes leer más artículos similares a Cómo quitar un grano o espinilla limpiamente y sin hacer herida, en la categoría de Cara en Diario Femenino.