Cómo realizar una correcta extracción de los puntos negros

Teresa Guerra

 Puntos negros

La limpieza facial nos permite mantener la piel sana y con un buen aspecto, sin embargo existen pequeños problemas que requieren un tratamiento especial. Entre ellos se encuentran los puntos negros, una obstrucción de los poros de la piel que no sólo provoca la acumulación de suciedad, sino que da a nuestra piel un aspecto descuidado y poco saludable.

Los puntos negros o comedones se producen cuando la acumulación de células muertas y el sebo producido por la piel se acumulan en un poro, taponándolo. La oxidación es lo que provoca que tengan color oscuro, y el mayor problema que general es que no dejan respirar la piel correctamente.

Eliminar los puntos negros paso a paso

Para eliminar los puntos negros de forma eficaz debemos seguir algunos pasos sencillos pero imprescindibles. La primera precaución que debemos seguir es no apretarlos ya que el riesgo de extender la infección es muy alta. Al contrario, debemos procurar usar productos poco grasos para no agravar el problema, tanto en cremas como en maquillaje, y llevar una correcta limpieza facial tanto de día como de noche.

Pero para tratar los puntos negros más resistentes, que aparecen sobre todo en épocas de calor, debemos comenzar por recogernos el pelo de la cara y lavar a cara con agua tibia, para que los poros se abran y podamos extraer el punto negro con mayor facilidad. A continuación podemos usar andas específicas para estas zonas, que se colocan cubriendo el área de la nariz, frente y barbilla, y tras unos minutos procederemos a retirarlas, arrastrando también todas las impurezas contenidas en los poros.

En algunos casos este tratamiento puede no ser suficiente, por lo que tendremos que recurrir a otras técnicas más agresivas como la exfoliación. En este caso, y a menos que tengamos piel delicada, lo más recomendable es utilizar exfoliantes físicos de grano grueso que ayuden a limpiar la piel en profundidad, junto con tratamientos más específicos con ácido glicólico o mascarillas faciales para tratar este problema.