Limpieza facial a fondo con el peeling ultrasónico

Teresa Guerra

 Peeling ultrasónico

La eliminación de las células muertas se produce de forma natural en nuestra piel de forma regular, pero hay veces que este proceso necesita algo de ayuda. Los peeling son una forma de profundizar en la limpieza facial eliminando por completo esta capa y provocando que se regenere a través de nuevas células.

Hay muchas formas de hacer conseguirlo, desde las más caseras como una exfoliación a través de cremas a las más profesionales, como el peeling ultrasónico. Esta segunda opción está especialmente indicada en los casos más extremos de problemas como manchas y puntos negros, o bien como tratamiento de choque al que podemos recurrir de forma puntual.

Cómo eliminar células muertas con el peeling ultrasónico

Como su propio nombre indica, el peeling ultrasónico consiste en la aplicación de ondas de ultrasonido, a través de una máquina, sobre las zonas más dañadas de la piel (manchas, arrugas, líneas de expresión etc.) para regenerar la piel, a la vez que se eliminan las impurezas con una pequeña espátula de acero.

El tratamiento de peeling ultrasónico ha supuesto una auténtica revolución en el cuidado facial, debido a sus beneficios sobre otros sistemas. Además de eliminar arrugas y mejorar el acné, abre los poros para su limpieza y para la absorción de las cremas que se apliquen posteriormente. Al profundizar en las capas de la piel, puede alcanzar los fibroblastos, encargados de fabricar el colágeno y elastina que dan firmeza a los músculos de la cara.

El proceso para realizar el peeling ultrasónico es el siguiente: se realiza una limpieza facial para preparar la piel, a continuación con la espátula se eliminan las impurezas y se abren los poros, luego se aplican las cremas y lociones necesarios y se cierran los poros usando pequeñas corrientes eléctricas indoloras para evitar que penetre la suciedad. Por último, se aplica una mascarilla hidratante masajeando para calmar la piel. Se trata de un proceso sencillo que no tiene ningún efecto secundario, sólo hay que evitar exponer la piel al sol en los días siguientes.